Motor
Motocicleta Pixabay

Internet se ha convertido en un aliado de la pereza, del desconocimiento y de la inexperiencia. Si está entre tus planes comprar una moto de 125 cc para ir al trabajo, si quieres regalar a tu hijo un ciclomotor o si quieres darte un capricho de jubilación y tener una moto de 600 cc, necesitas contratar un seguro de moto.

Al igual que los coches, los ciclomotores y motos, independientemente de la potencia o la cilindrada que tengan, tendrán que tener un seguro. El seguro puede hacerse en persona, acercándote a una compañía para informarte o por teléfono. Pero si quieres no moverte del sofá para asegurar tu nueva moto, también puede hacerse a través de Internet.

Lo primero que debes hacer es fijarte en el modelo de la moto y su cilindrada ya que de estos detalles dependerá, en gran medida, el precio de tu seguro: los modelos con cilindrada de entre 500 y 1000 cc suelen tener un precio mayor ya que son el grupo de vehículos con mayor número de accidentes. También los modelos de baja cilindrada, de entre 75 y 150 cc, tienen precios elevados ya que son los vehículos que conducen los más jóvenes.

Entre todas las compañías, compara, busca diferentes opciones disponibles para contratar. Hay muchas compañías encargadas de asegurar tu moto y sólo si comparas entre todas serás capaz de encontrar la mejor opción. Introduce las características de tu seguro y compara los precios, siempre teniendo en cuenta que deben cubrir y ofrecer los mismos servicios uno y otro para que puedas tener el precio real. Ese precio real se calculará añadiendo los datos personales del conductor como el tiempo que lleva con el carnet de conducir, la edad...

Antes de contratar un seguro debes conocer las distintas modalidades que existen: de terceros y a todo riesgo. El seguro de terceros te ofrecerá asistencia en carretera y protección mientras que el seguro a todo riesgo es el más completo y puede incluir protección en caso de daños de colisión o protección del conductor en caso de accidente o daños, más allá de la moto. Entre las opciones de seguros de moto a terceros, podrás ampliar este seguro con protección ante robo e incendio o en caso de siniestro total (teniendo o no la culpa), en caso de incendio o en caso de robo.

Una vez hayas decidido qué seguro quieres escoger, podrás ponerte en contacto con la compañía para contratar tu seguro, para el que necesitarás una serie de documentos como el carnet de conducir del conductor principal así como de los conductores adicionales, en caso de que los haya, el carnet de identidad del responsable del seguro, la ficha del vehículo que va a asegurarse y el permiso de circulación de la moto, donde se recogen datos como el número de matrícula, la fecha de matriculación o los datos del conductor, entre otros.

Con todos los pasos realizados y el seguro ideal encontrado, solo quedará subirse a la moto, arrancar y disfrutar del paseo.