Motor
Jeep Grand Cherokee Trackhawk The Motor Lobby

El Jeep Grand Cherokee Trackhawk 2018 es un auténtico animal deportivo. Una pulgada más bajo que los modelos Grand Cherokee que no son SRT, que se distingue además por pasos de rueda y estribos de las puertas del color de la carrocería y un capó con extractores de calor dobles. Una novedad muy interesante de las que prometió la marca para 2017.

En el exterior, la parrilla delantera de siete ranuras está flanqueada por faros bi-xenón adaptativos y está rodeada por un tratamiento de las lámparas LED. Las luces antiniebla están ausentes del parachoques delantero del Trackhawk para optimizar el flujo de aire a los módulos de refrigeración e inducción de aire, sin comprometer el equilibrio del vehículo. Totalmente enfocado en el rendimiento.

En la parte trasera, cuenta con un detalle trasero de color negro brillante que incluye los cuádruples terminales de escape de cuatro pulgadas en Black Chrome. Las llantas de titanio de serie de 20x10" con un embellecedor de cromo satinado muestran las pinzas amarillas que hay debajo.

El interior enfocado en el conductor cuenta con materiales suaves al tacto, detalles de fibra de carbono y un cuadro de instrumentos con pantalla de información del conductor (DID) de 7" y cuentarrevoluciones en el centro. El velocímetro de 320 km/h está en el lado izquierdo del cuadro.

La consola central incluye la pantalla táctil del Uconnect de 8,4 pulgadas con páginas de prestaciones del Trackhawk que muestran una serie de temporizadores de rendimiento y lecturas de los indicadores. La pantalla de dinamómetro también incluye una nueva función snapshot para que los conductores puedan guardar sus lecturas en una memoria USB.  El volante de tres radios dispone de un grupo de controles de confort, comodidad y conectividad y de levas de cambio. Además, equipa de serie Apple CarPlay y Android Auto.

Las configuraciones del modo de conducción dinámico que incluye, son:

Sport – Los tiempos de cambio de marcha se reducen en un 50 % en comparación con el modo Auto; el control de estabilidad y los sistemas de cuatro ruedas motrices y de dirección se configuran para el típico estilo de conducción deportivo.

Track – Los tiempos de cambio de marcha se reducen en un 68 % en comparación con el modo Auto a 160 milésimas de segundo; el control de estabilidad y los sistemas de cuatro ruedas motrices y de dirección se configuran para las máximas prestaciones en circuito.

Tow – Altera el suministro de par fuera de línea para una mayor suavidad y adapta la suspensión para contrarrestar el cabeceo y balanceo, y brindar las máximas prestaciones de remolque.

Snow – Maximiza la tracción para brindar unas prestaciones optimizadas en nieve y hielo con una potencia de motor reducida; utiliza una distribución de par 50/50

El Trackhawk también cuenta con un modo Custom que permite al conductor personalizar las prestaciones del vehículo con una experiencia de conducción seleccionable, brindando una multitud de combinaciones de sistemas del vehículo. Opciones para domar los 707 CV a nuestro antojo.

El cambio automático de ocho velocidades TorqueFlite de serie brinda una respuesta de cambio mejorada, calidad, prestaciones constantes y facilidad de conducción. El software de la transmisión tiene en cuenta variables como los gradientes de par motor, los eventos kick-down, la aceleración longitudinal y lateral, los cambios de grado, la detección de fricción y la detección a una marcha inferior para determinar el mapa de cambio apropiado.

El Grand Cherokee Trackhawk se equipa con el sistema de tracción a las cuatro ruedas on-demand Jeep Quadra-Trac, que incluye un diferencial trasero electrónico de deslizamiento limitado y una caja de transferencia activa de una sola velocidad. La nueva caja de transferencia permanentemente activa utiliza engranajes de cadena de acero forjado y una cadena más ancha para una mayor resistencia y durabilidad.