Motor
Fábrica automóviles The Motor Lobby

El Grupo PSA España ha confirmado que fabricará un nuevo vehículo en su madrileña fábrica de Villaverde. La dirección ha ratificado, a través de un comunicado al Comité de Empresa, que se ha adjudicado un nuevo vehículo que se lanzará en 2021. Está dentro del proyecto SmartMAD2021, pero todavía no se conoce el nombre del futuro coche. 

El grupo ya centró toda la actividad de gestión de las marcas Peugeot, Citroën y DS en las instalaciones de Villaverde, con lo que han apostado fuerte por su futuro dentro de España, lo que ha relajado el ambiente. Este último movimiento es sin embargo especialmente importante, ya que el futuro de la planta apuntaba a asumir colas de producción o ensamblar series limitadas.

Para tranquilidad de los trabajadores de Madrid, el grupo francés ha renovado la fábrica para hacerla más competitiva y eficiente. Ha destinado 144 millones de euros, con lo que el centro obtendrá la nueva plataforma CMP, sobre la que se desarrollará el futuro modelo. Para adaptarla a las nuevas tendencias de movilidad, la plataforma permite la fabricación de vehículos 100% eléctricos.

De momento se conocen pocos detalles, pero se sabe que estará enfocado a un potencial comercial potente y a un segmento estable, por lo que se especula con la posibilidad de un SUV. El volumen apunta a una producción por encima de las 100.000 unidades anuales.

La nota negativa es que la introducción en el mercado del nuevo vehículo es en 2021, por lo que la producción arrancará después del verano de 2020. Por tanto, quedan tres años de baja actividad dentro de la fábrica, ya que las ventas del C4 Cactus, el único producto de la factoría de Villaverde, han caído un 10% en Europa. No obstante, en breve se revisará estéticamente este singular modelo, por lo que a principios de 2018 se espera un aumento de ventas. Actualmente, la fábrica produce unos 460 coches al día, trabajando en dos turnos.

La baja demanda ha hecho que los días del Expediente de Regulación Temporal de Empleo, que habían solicitado, se van a agotar en el mes de mayo. Con ello se pretenden producir 50.000 coches al año. Desde la empresa se cataloga de insostenible mantener a toda la plantilla, compuesta por 1.446 empleados, durante los tres años de baja actividad. Por tanto, se busca reducir parte del excedente entre los trabajadores con la reducción a un turno. De los 972 operarios, 432 se podrían ver afectados por la reducción laboral.

Esta semana de momento, el presidente del comité ejecutivo, Carlos Tavares, hará una visita a la fábrica de Opel, en Figueruelas, para comprobar in situ la situación del proyecto común entre PSA y General Motors.  La visita irá enfocada en la producción de los sustitutos del Opel Meriva (Crossland X), que se empezó a ensamblar en serie, y del C3 Picasso, que se lanzará después del verano. Además de estos modelos, en Zaragoza se producen el Corsa y el Mokka X.