Motor
VEM 2017 The Motor Lobby

Ya son más de 200.000 los usuarios de vehículos eléctricos en la capital española, una tendencia impulsada en gran medida por el auge de las empresas de movilidad alternativa compartida y de pago por uso que han tenido una fenomenal acogida en nuestro país. Es por ello que junto con los principales fabricantes de coches eléctricos, entre los que ya se encuentran gigantes como PSA cuya estrategia para abordar la movilidad eléctrica con total garantía es un hecho, este fin de semana en la madrileña plaza de colón no faltarán empresas de servicios asociados a la movilidad eléctrica, como el carsharing, la última milla y servicios de recarga.

Ya en la edición del año pasado más de 12.000 personas se interesaron por este evento que quiere promocionar la movilidad sostenible en nuestros país, y es que la realidad es que los planes de calidad del Aire que el Ayuntamiento prevé poner en marcha para reducir las emisiones contaminantes de los vehículos de combustión no hacen más que empujarnos hacia el vehículo eléctrico, que por otra parte ya cuenta con modelos plenamente solventes y cada vez más asequibles capaces de ofrecer autonomías elevadas que palian el “síndrome de recarga” como pueden ser el Renault Zoe o el Nissan Leaf.

Es el caso también del nuevo Citroën E-Berlingo Multispace, un modelo que la marca francesa presentará al publico en el VEM 2017. Aprovechando esta circunstancia hemos podido charlar sobre movilidad eléctrica con Antoine Burgière, el nuevo director de Marketing de Citroën para España y Portugal. El fabricante francés apostará por los vehículos propulsados por mecánicas eléctricas, pero con una estrategia diferenciada que integrará las versiones eléctricas dentro de la gama de sus modelos actuales y apostando mucho por los híbridos enchufables, una estrategia que ya le ha valido un gran éxito comercial a Mitsubishi con el Outlander PHEV.

El modelo más representativo del enfoque ecológico de Citroën será el nuevo C5 Aircross, un SUV medio que se presentó en Shangái este año. Al no contar con coches eléctricos específicos, sino variantes de sus productos actuales, tendrán un mayor abanico de posibilidades. El primer eléctrico que Citroën lanzará bajo la plataforma e-CMP de PSA verá la luz en el año 2020 y será el primero de toda una serie de lanzamientos que tendrán una autonomía de hasta 450 kilómetros con una sola carga. Mientras tanto el E-Mehari y el C-Zero, junto con la Berlingo, son los encargados de cumplir con las expectativas del público.

Lo que es indudable es que se necesita apoyo gubernamental para que este segmento de la automoción siga desarrollándose, y en este sentido el Ayuntamiento de Madrid, prevé incrementar a 15 los puntos de carga rápida disponibles en la ciudad; mientras que la asamblea de la Comunidad de Madrid aprobó recientemente la puesta en marcha de una Mesa del Vehículo Eléctrico para trabajar entre otros asuntos en el despliegue de 80 puntos de carga rápida en la región y 200 de carga semirrápida, así como  la implantación de ayudas para su adquisición.

Anfac es otro estamento muy activo y necesario en este impulso a la movilidad eléctrica, y Mario Armero, su vicepresidente ejecutivo, nos comentaba esta misma semana en la rueda de prensa de presentación de Automobile, el Salón del Automóvil y la Conectividad que se celebra en Barcelona la próxima semana, que resulta fundamental aunar criterios y simplificar ventajas en el etiquetado de vehículos que tan exitosamente ha llevado a cabo el Ministerio del Interior a través de la DGT.

La asociación de usuarios de Vehículos Eléctricos, ha organizado una reunión a las 11.00 h del sábado día 6 en las inmediaciones del estadio Santiago Bernabeu y una marcha posterior, para llegar a la Plaza de Colón, en la que se prevé la mayor concentración de vehículos eléctricos en Madrid. Por otra parte, de nuevo habrá en VEM 2017 un área para las bicicletas y monopatines eléctricos así como un circuito para poder probar este tipo de vehículos, que complementan a la perfección el modelo de movilidad sostenible total.