Motor
Álvaro Nadal en Automobile Barcelona The Motor Lobby

El Salón del Automóvil de Barcelona quiere ser un evento del coche conectado en el que confluyan tecnología, movilidad y nuevos modelos de negocio, y tras estar en la inauguración damos fe de que es un gran comienzo en el que quedan cosas por pulir. El área dedicada al Connected Hub, que es el punto de encuentro de los principales actores en el ámbito del coche conectado que buscan dar respuesta a los retos actuales del sector y a la transformación que está viviendo la industria necesita mejorarse, pues no está al nivel de la calidad que muestran las marcas de automoción tradicional, cuyo despliegue en Automobile Barcelona ha sido considerable a pesar de destacadas ausencias en un país que es el segundo productor Europeo.

Esta iniciativa cuenta con el apoyo de la Fundación Barcelona Mobile World Capital, el Smart City Expo World Congress y el Industrial Internet Consortium, así que los mimbres están más que preparados. Ayer, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, inauguraba este evento que se celebra del 11 al 21 de mayo. Además del ministro al acto de apertura han asistido el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, el presidente de Automobile Barcelona, Enrique Lacalle y el presidente del consejo de administración de Fira Barcelona, José Luis Bonet.

El ministro instaba al resto de administraciones a aunar esfuerzos para mejorar las infraestructuras y conseguir que España tenga una red lo suficientemente amplia para que el vehículo eléctrico sea una realidad. Echamos de menos que sea la Administración central la que tome la iniciativa planteando un plan estratégico gestionado por el gobierno ya que en el desarrollo de la movilidad eléctrica están implicados varios ministerios: Hacienda, Economía, Energía, Medioambiente, Sanidad…

España a la cabeza tecnológica

El ministro ha destacado el importante papel que está jugando España en la revolución tecnológica del automóvil, siendo nuestro país el elegido por muchos de los grandes fabricantes para desarrollar sus modelos “por su capacidad competitiva, sensibilidad social y el apoyo político desde todas las administraciones e instituciones”.

Una industria, la del automóvil, que en España da trabajo a 250.000 personas de manera directa y que por ello ha sido felicitada por el ministro: ”por haber tomado la iniciativa para crear y desarrollar vehículos que son medioambientalmente sostenibles, eléctricos y digitales”.