Motor
2 horas hibridas toyota 2017 The Motor Lobby

El fabricante japonés Toyota, reconocido actualmente como el fabricante más ecológico del mercado, ha celebrado la 4ª Edición de sus 24 Horas Híbridas Toyota, y no nos hemos querido perder la oportunidad de participar tras haber sido convocados para competir, siendo testigos directos de la gran habilidad de sus modelos para combinar a la perfección la conducción rápida en un circuito con unas cifras de consumo realmente inverosímiles.

Para la prueba de esta edición han optado por el modelo de más reciente lanzamiento e innovador de su gama, el C-HR, una especie muy original de SUV compacto híbrido con un diseño realmente espectacular que acapara las miradas a su paso que deja casi aburrido al más normal Auris.

El C-HR es un modelo que rompe completamente con el tópico de que lo ecológico o lo híbrido es de alguna forma aburrido, comenzando por un diseño tremendamente agresivo y siguiendo por un comportamiento dinámico fuera de toda duda, con sus cada ve menos detractores y más adeptos, como queda demostrado tras echar una ligera mirada por las calles de nuestras ciudades, donde se está empezando a democratizar incluso en exceso. 

Pues para esta cuarta edición de las 24 Horas Híbridas Toyota el fabricante japonés ha elegido para la ocasión el Circuito de Ascari, ubicado en la Sierra malagueña de Ronda, uno de los circuitos más bellos y técnicos del panorama nacional. Todos los participantes hemos quedado ciertamente sorprendidos por el excelente comportamiento dinámico del C-HR cuando se le exige respuesta y velocidad en una conducción en circuito, así como de sus recatados valores de consumo incluso cuando se rueda con él a velocidades de carrera.

La competición se ha organizado en torno a 6 equipos compuestos cada uno de ellos por 6 participantes, 5 de ellos reconocidos periodistas especializados en motor y uno fan activo de Toyota en redes sociales. Las claves fundamentales de la prueba estriban en que los 6 equipos deben cumplir las 24 horas de competición con una cifra total de 125 litros de combustible, lo que obliga a establecer estrategias de economía de consumo de combustible para llegar a la meta en primera posición.

Nuestro equipo, el CH-R 5, que ha realizado un gran trabajo de estrategia, logró estar en cabeza de carrera durante la mayor parte de la prueba, con cantidad de paradas para cambiar de pilotos, para repostar combustible y alguna otra para cambio de neumáticos, manteniendo el liderato incluso hasta los últimos giros. En ese momento, un avispado y rápido equipo C-HR 4, que supo conservar el combustible hasta final de carrera, pudo apretar al máximo el acelerador en las últimas vueltas logrando desdoblarse hasta en cuatro ocasiones de nuestro equipo, superándonos por un descuido general del equipo en la penúltima vuelta para quitarnos la primera posición. Finalmente entramos en meta en segunda posición, a apenas 4 segundos de distancia, aunque para nuestro consuelo debido a penalizaciones por descuidos en los cambios de piloto y alguna que otra por salida a pista más rápido de lo permitido, perdimos numerosas vueltas y posiciones.

Ciertamente nos ha sido algo complicado digerir una derrota en los últimos metros, aunque al final el sabor que queda es el de haber participado en una prueba tremendamente divertida y emocionante, de la que algunos de mis compañeros que la desconocían en primera persona llegaron a confirmar que “era la carrera más emocionante y divertida en la que habían participado nunca”.

Por conseguir sorprender a muchos de nosotros y permitirnos participar en un evento tan emocionante, tenemos que dar las gracias a Toyota, que una vez más nos regala con sus vanguardistas vehículos “ecológicos” una experiencia tan divertida y satisfactoria como original y reveladora.