Motor
Conferencia Opel The Motor Lobby

El presidente y consejero delegado de Opel, Michael Lohscheller, ha inaugurado el stand de Opel (stand D09 en el pabellón 8.0) en la 67ª edición del Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt, que estará abierto hasta el próximo 24 de septiembre. El presidente y consejero delegado de la marca ha presentado tres primicias mundiales.

Opel está haciendo una apuesta para asaltar el creciente mercado de SUV con el Grandland X. Además, Lohscheller ha anunciado que este nuevo modelo estará disponible próximamente con un nuevo motor diesel tope de gama, asociado a la caja de cambios automática de ocho velocidades. Además, el Grandland x será el primer modelo de Opel que se ofrecerá como híbrido enchufable. 

Por otro lado, las nuevas versiones tope de la gama Insignia también han ocupado un papel importante. El GSi continúa la tradición de modelos con algo más que ofrecer, mientras el nuevo Country Tourer de tracción a las cuatro ruedas es la elección adecuada para los clientes más aventureros.

Opel Grandland X: SUV compacto para un mercado en auge 

Líneas modernas, un aspecto todoterreno y la posición elevada de los asientos con buena visibilidad global típica de un SUV, junto con de tecnologías y notable espacio interior: éste es el nuevo Opel Grandland X.

La oferta de sistemas de asistencia y características para el Grandland X son: el Control Automático de Velocidad de Crucero con Detección de Peatones y Frenado de Emergencia Automático, el Aviso al Conductor por Somnolencia, el Asistente Avanzado de Aparcamiento y la Cámara de visión 360° son sólo algunos de los más destacados.

Además, en tecnología de iluminación, han equipado al Grandland X con un sistema de novedoso gracias a los Faros Delanteros Adaptivos (AFL) con tecnología LED. También incluye tracción electrónica opcional IntelliGrip, que garantiza la mejor tracción y una conducción estable independientemente de si el Grandland X se conduce sobre nieve, barro, arena o superficies mojadas. 

Los asientos delanteros ergonómicos certificados por AGR (Campaña para las Espaldas Saludables), el volante calefactable, así como la calefacción de los asientos delanteros y traseros proporcionan gran confort. El portón trasero que se abre y se cierra con un gesto con el pie permite un acceso fácil desde el exterior.

Los conductores y los pasajeros del Grandland X disfrutan de gran conectividad con los sistemas IntelliLink compatibles con Android Auto y Apple CarPlay y el asistente personal de conectividad y servicio Opel OnStar, que incluye punto de acceso Wi-Fiy nuevos servicios como la reserva de habitaciones de hotel y la búsqueda de aparcamiento. 

Opel Insignia GSi: deportivo para disfrutar al conducir con precaución 

El nuevo Opel Insignia GSi es un vehículo deportivo – disponible con carrocería Grand Sport o Sports Tourer – para aquellos que quieren algo versátil. Un coche para disfrutar conduciendo en todo tipo de carreteras.

El chasis FlexRide de serie, con una configuración dinámica que se adapta al estilo de conducción predominante y a las condiciones de la carretera, así como los nuevos neumáticos Michelin Pilot Sport 4 S sobre llantas de aleación de 20 pulgadas, consiguen un nivel de agarre muy alto.

La tracción integral inteligente con reparto vectorial del par es reseñable este segmento. Con esta tecnología, el nuevo Opel Insignia GSi responde de forma más directa y precisa a las órdenes del volante, ofrece un agarre lateral de muy bueno para ofrecer la máxima estabilidad y resalta con su tracción.

La nueva transmisión automática de ocho velocidades se puede accionar a través de unas palancas de cambio en el volante para que la experiencia de conducción sea más activa. Algo típico en la nueva generación de Insignia es la combinación de diseño ligero, bajo centro de gravedad y el motor turbo de 2.0 litros. Esto resulta en un excelente equilibrio y una muy buena relación peso-potencia. Una de las razones es que el modelo Grand Sport GSi es 160 kilos más ligero que un Insignia OPC 2.8 V6 Turbo comparable.

Opel Insignia Country Tourer: chasis resistente, interior confortable 

El nuevo Opel Insignia Country Tourer completa la presencia de Insignia en la IAA. Se trata de otra variante  en la familia Insignia con un aspecto elegante. El cubrecárter de color plata ayuda a bajar el coche para subrayar la apariencia robusta.

Los que deseen abandonar las carreteras de asfalto apreciarán los 20 milímetros adicionales de distancia al suelo, junto con la tracción integral Twinster con reparto vectorial del par y la nueva suspensión trasera de cinco brazos. Los motores turbo garantizan un comportamiento dinámico. 

El nuevo Insignia Country Tourer es, sobre todo, extremadamente práctico, gracias también a un portón trasero con control opcional por sensor, barras de techo de serie y una buena oferta de sistemas de asistencia con tecnología, posibilidades de conexión y características de confort.