Motor
Ionity The Motor Lobby

Grupo BMW, Daimler AG, Ford Motor Company y el Grupo Volkswagen con Audi y Porsche han anunciado la joint venture Ionity, que desarrollará e implementará una red de carga de alta potencia (HPC) para vehículos eléctricos en toda Europa.

Con aproximadamente 400 estaciones de carga de alta potencia desde hoy hasta 2020, Ionity facilitará los recorridos de larga distancia y supone un importante paso adelante para los vehículos eléctricos. La joint venture, con sede en Munich (Alemania), tiene como consejero delegado a Michael Hajesch y a Marcus Groll como jefe de operaciones, con un equipo en crecimiento que alcanzará los 50 empleados a principios de 2018.

"La primera red paneuropea de alta potencia juega un papel esencial a la hora de establecer un mercado para vehículos eléctricos. Ionity hará posible nuestro objetivo común de ofrecer a los usuarios un servicio de carga rápida que se pueda pagar de manera digital que facilite los recorridos de larga distancia", asegura Michael Hajesch.

Un total de 20 estaciones estarán disponibles para el público a lo largo de este año, ubicadas en Alemania, Austria y Noruega, a intervalos de 120 kilómetros a través de colaboraciones con "Tank & Rast", "Circle K" y OMV. A lo largo de 2018, se ampliará la red a más de 100 estaciones. Cada una de ellas permitirá que múltiples usuarios, al volante de marcas de vehículos diferentes, puedan cargar sus coches de manera simultánea.

Con una capacidad de hasta 350 kW por punto de carga, la red utilizará el estándar europeo de Sistema de Carga Combinada (CCS), que permitirá reducir significativamente los tiempos de carga con respecto a los sistemas usados actualmente. Se espera que este sistema abierto a todas las marcas y su distribución por toda Europa ayude a hacer que los vehículos electrificados resulten más accesibles.

Elegir las mejores ubicaciones tiene en cuenta una potencial integración con tecnologías de carga ya existentes, y Ionity está negociando con iniciativas de infraestructuras ya existentes, incluyendo aquellas apoyadas por las empresas participantes e instituciones políticas. La inversión pone en relieve el compromiso de los fabricantes participantes con los vehículos eléctricos y se basa en la cooperación internacional dentro del sector.

Los miembros fundadores, el Grupo BMW, Daimler AG, Ford Motor Company y el Grupo Volkswagen, cuentan con participaciones alícuotas en la joint venture. Otros fabricantes de automóviles están invitados a ayudar a expandir la red.