Motor
Citroën C4 Cactus The Motor Lobby

Históricamente, el concepto de "confort" se ha orientado al desarrollo de asientos más cómodos y con más agarre, y sistemas de suspensión que absorben los baches y las irregularidades del terreno y aíslan a los pasajeros de las peores superficies. En la actualidad, el confort se refiere a un conjunto más amplio de elementos con la llegada de nuevos materiales y avanzadas tecnologías para crear nuevas experiencias tanto para el conductor como para los pasajeros.

Para afianzar este enfoque del ‘confort Citroën’ en el siglo XXI, la marca ha decidido enmarcar su experiencia en este campo en un nuevo proyecto de desarrollo: el programa Citroën Advanced Comfort, que busca definir una nueva dimensión del confort en los vehículos, y persigue cuatro objetivos para aumentarlo en sus últimos modelos: confort de conducción, eliminando las interferencias exteriores para una marcha suave y tranquila en un habitáculo silencioso y protegido; confort de vida a bordo, con espacios prácticos para guardar objetos, ingeniosas funcionalidades y un espacio amplio; confort funcional, permitiendo una conducción más cómoda con tecnologías intuitivas, ayudas a la conducción y conectividad; y confort de mente, asegurando la tranquilidad de la persona que conduce y de los pasajeros, con una clara visualización de la información y un ambiente interior relajado para mejorar el agrado de conducción.

Citroën ha puesto siempre el acento en la suspensión y en los asientos, dos aspectos esenciales para el confort de marcha. El enfoque moderno del programa Citroën Advanced Comfort procede directamente de un buen número de sus innovaciones anteriores en materia de confort. A lo largo de su historia, ha sido pionera en toda una serie de innovaciones, muchas de las cuales han contribuido al concepto moderno de confort en Citroën. Su origen está presente en los primeros modelos de la marca francesa en 1919.

El primer modelo en beneficiarse del programa Citroën Advanced Comfort es el nuevo C4 Cactus, que estrena en Europa la suspensión con Amortiguadores Progresivos HidráulicosTM (Progressive Hydraulic CushionsTM – PHC), filtrando las irregularidades de la calzada y dando la impresión de viajar a bordo de una auténtica alfombra voladora. Y presenta en primicia mundial los asientos Advanced Comfort, un modelo que estará en el mercado  en el primer trimestre de 2018.

El Nuevo C4 Cactus también evoluciona en cuanto a aislamiento acústico y equipamiento para el uso diario. Permite viajar con facilidad y tranquilidad gracias a sus 12 ayudas a la conducción, y a sus 3 tecnologías de conectividad. Sus motorizaciones potentes y eficientes también contribuyen al agrado de conducción y a la serenidad que se sienten al volante del nuevo C4 Cactus.

Desde hace casi un siglo, Citroën ha establecido nuevos estándares en cada uno de estos aspectos, para mejorar el confort y el agrado de conducción. Entre sus innumerables innovaciones se encuentran la famosa suspensión hidroneumática, los mandos ergonómicos, la disposición de los asientos, la baja resistencia aerodinámica, la arquitectura revolucionaria de sus vehículos, y los nuevos materiales utilizados en el interior, todo al servicio de la comodidad.

Cada uno de los temas que abarca el programa Citroën Advanced Comfort se apoya en las innovaciones históricas que han contribuido a la reputación de confort que Citroën se ha forjado en los últimos 98 años.

La nueva comodidad 

Los modos de conducción avanzan con el incremento del número de coches en las carreteras, los trayectos son cada vez más fragmentados y los incidentes ligados a nervios al volante son frecuentes. Al mismo tiempo, con la proliferación de nuevas tecnologías, la persona que conduce debe mostrar su capacidad para hacer varias cosas a la vez. Con la llegada de coches semiautónomos y totalmente autónomos, que asoman en el horizonte, el confort nunca ha sido tan importante.

Citroën ha buscado siempre desarrollar vehículos confortables y esta filosofía sigue animando el desarrollo de sus modelos. Las personas esperan una acogida cálida cuando abren la puerta, y quieren acceder a herramientas digitales en sus desplazamientos. Estas tecnologías no solo tienen que estar perfectamente incorporadas sin ningún fallo, sino que también deben ser fáciles y seguras de utilizar, sin que supongan un peligro. Las innovaciones deben optimizar el confort físico en el vehículo, manteniendo el placer que supone conducir el coche por nuestra carretera favorita.

Las nuevas tecnologías, las técnicas modernas de producción y los diseños innovadores han jugado un papel fundamental en el desarrollo del confort por el que se conoce a Citroën.  El desarrollo de vehículos autónomos situará al confort en un nuevo nivel de importancia para aquellos que solo conducen por motivos prácticos o para los que lo hacen por puro placer. La filosofía de Citroën se centra tanto en ofrecer una mayor tranquilidad para los primeros como optimizar el agrado de conducir en todo tipo de carreteras para los que disfrutan conduciendo.

Según avanza el siglo XXI, el programa Citroën Advanced Comfort se dirige a ambos tipos de personas, asegurándose de que el confort siga siendo un elemento clave en el ADN de la marca en las próximas décadas.

Los aspectos destacados de las innovaciones de Citroën en temas de confort tienen que ver con el aislamiento sonoro y de las vibraciones para los ocupantes, las suspensiones, la tracción delantera para asegurar el agarre a la carretera y un mayor aprovechamiento del espacio; asientos y habitáculos diseñados por especialistas; sistemas de instrumentación ergonómicos con mandos ‘satélite’, instrumentación inteligente, y cuadro de mandos en torno al volante con forma de luna, sistemas digitales, de conectividad y ayudas de información para el conductor; configuraciones ultramodulares de los asientos y  elementos de las innovaciones estructurales y técnicas, entre otros.