Motor
SsangYong Tivoli The Motor Lobby

El paquete de Seguridad SASS  pone a disposición de los conductores seis avanzadas funciones, y forma parte del equipamiento de serie de ambos modelos en los acabados Limited, que incluyen también de serie 7 airbags entre su equipamiento de seguridad o el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), que monitoriza la velocidad y equilibrio, la potencia del motor, la posición del acelerador y el ángulo de la dirección, haciéndose cargo del motor y los frenos en caso de que el conductor pierda el control.

El XLV y el Tivoli cuentan con Sistema Activo Antivuelco (ARP), que mantiene al vehículo dentro de la trazada en giros repentinos a alta velocidad, mientras el Asistente de Frenada (BAS) proporciona la fuerza de frenada necesaria en caso de emergencia. El Distribuidor Electrónico de Frenada (EBD) y el Sistema Antibloqueo de Frenos (ABS), aseguran la fuerza de frenado en cada eje de acuerdo al número de ocupantes y carga del vehículo. Otros sistemas que integra el nuevo XLV y el Tivoli  han sido diseñados para prevenir el deslizamiento, ayudar a arrancar en cuesta y activar las luces de emergencia en fuertes frenadas.

Otros elementos de seguridad presentes son el Sistema de Control de Presión de Neumáticos (TPMS), las luces diurnas LED y los faros de proyección. Pero el SASS aglutina seis sistemas vitales para la seguridad. Éste funciona a través de una cámara frontal situada en la parte superior del parabrisas, que envía sus imágenes a una unidad de control, que las analiza para actuar sobre el motor, el ABS y el control de tracción y estabilidad del vehículo, ayudando al conductor a reducir en gran medida las posibilidades de sufrir un accidente. Aquí te contamos cómo funcionan cada uno de los seis "salvavidas".

Advertencia de riesgo de colisión frontal (FCW)

Mide la velocidad y trayectoria propia, la distancia con el vehículo que circula delante y su velocidad, para avisar al conductor a través de una alerta sonora, en caso de existir riesgo de colisión con un vehículo o un peatón. Mejora la seguridad en atascos y tráfico urbano reduciendo el riesgo de pequeñas colisiones, y funciona entre 8 y 180 km/h para detectar vehículos, y entre 8 y 70 km/h para detectar peatones.

Los pitidos cesan una vez que el conductor interviene de alguna manera, ya sea dando girando el volante o dejando de acelerar. Se puede regular si se prefiere una alerta temprana, normal o tardía (cuanto más tardía menos tiempo de reacción tenemos).

Sistema de frenado de emergencia autónomo (AEBS)

Si el riesgo de colisión se mantiene pero el conductor, a pesar de la advertencia sonora, no actúa, entra en funcionamiento el AEBS, que permite prevenir un accidente o reducir la velocidad de impacto con otro vehículo o un peatón aplicando toda o parte de la fuerza de frenado de forma automática. Mide la velocidad y trayectoria propia, la distancia con el vehículo que circula delante y la velocidad del vehículo que circula delante, y funciona entre 8 y 60 km/h para coches y peatones.

Advertencia de salida de carril (LDWS)

Avisa acústicamente al conductor de que está abandonando el carril por el que circula si no ha sido indicado con antelación mediante los intermitentes, ya que la cámara frontal monitoriza las marcas viales de la calzada. Evita o reduce la posibilidad de invasión del carril contrario u otro carril por despiste o cansancio y funciona entre 60 y 175 km/h.

Sistema de permanencia en el carril (LKAS)

Avisa del abandono de un carril y corrige la trayectoria, el volante gira solo, sin necesidad de que actúe el conductor, si no ha sido indicada previamente mediante los intermitentes. Corrige de forma automática la salida del carril evitando o reduciendo la posibilidad de invasión del carril contrario u otro carril por despiste o cansancio, y funciona entre 60 y 175 km/h.

Asistencia de haz de luz (HBAS)

Cambia automáticamente la posición del haz de luz de los faros delanteros de luz de cruce a luz de carretera, ofreciendo al conductor mayor comodidad y seguridad, al no requerir la activación y desactivación manual de las luces. Funciona desde 35 km/h

Sistema de reconocimiento de señales de tráfico (TSR)

Reconoce las señales de tráfico relativas al límite de velocidad, adelantamiento y fin de limitación de los mismos, y las reproduce durante 5 segundos en el cuadro de mandos. Evita o reduce la posibilidad de exceder la velocidad legal permitida o adelantar en zona prohibida. Funciona desde 10 hasta 130 km/h.

Mejoras de confort

La seguridad también se ve aumentada por el confort, ya que la comodidad a bordo de sus ocupantes también influye. El Tivoli cuenta con un nuevo sistema de audio con pantalla táctil de 8" y cámara trasera en las versiones Premium que ofrece navegación opcionalmente, dirección asistida con regulación de profundidad en las versiones Limited, asientos traseros reclinables 32,5 grados y un doble arcón de maletero modular y portabebidas en las plazas traseras.

El monovolumen compacto de acceso a la gama de SsangYong, sigue ofreciendo un amplio espacio interior para 5 personas y todo su equipaje gracias a su gran amplitud y 720 litros de maletero. Incorpora la regulación en profundidad de la dirección en las versiones Limited, y una mejor identificación de los anclajes Isofix, especialmente importante en un vehículo destinado a un uso eminentemente familiar.