Motor
Control de Drogas de la Guardia Civil The Motor Lobby

En total se han realizado 126.059 pruebas durante los siete días que ha durado la campaña de intensificación de la vigilancia, con los objetivos por un lado de llamar la atención a los conductores sobre el peligro que supone ponerse al volante habiendo ingerido sustancias psicoactivas y por otro sacar fuera de la red viaria a aquellos conductores que habían  bebido o consumido algún tipo de droga.

Drogas

Durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han realizado 3.185 pruebas de detección de drogas a conductores que  presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia, habían cometido alguna infracción o se habían visto implicados en un accidente.

De los 3.185 conductores sometidos al test salival para comprobar la presencia en el organismo de drogas, 816 resultaron positivas, es decir el 26% del total. Además a 6 de los 816 conductores se les han instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial. Como viene siendo habitual, entre las drogas más consumidas están el cannabis (569 casos),  la cocaína (341 casos), las anfetaminas (81 casos) o las metanfetaminas (73 casos)

En esta campaña se ha incrementado un 60% el número de pruebas de drogas realizadas respecto a la campaña de junio. Este incremento progresivo de los controles es consecuencia del alto porcentaje de conductores que conducen con presencia de drogas y alcohol al volante, tal y como demuestran los últimos informes realizados por la Dirección General de Tráfico  Estudio de prevalencia de sustancias psicoactivas y por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

ALCOHOL

En lo referente al alcohol, se han realizado 122.874 pruebas de control de alcoholemia y 1.347 conductores dieron positivo, de ellos, 1.162 detectados en controles preventivos, 60 tras haber cometido una infracción, otros 117 por estar implicado en un accidente y 8 más por presentar síntomas evidentes de ingesta de alcohol.

De los 1.347 conductores que dieron positivo, a 1.138 se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa, mientras que a los 209 restantes se les han instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado. Además, contra 10 conductores se han abierto diligencias y han sido puestos a disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.

DOS CASOS CONCRETOS

El martes 13 de diciembre, agentes del Subsector de Cuenca denunciaron al conductor de un transporte escolar por dar positivo en consumo de cocaína. El conductor realizaba una ruta interurbana por la provincia de Cuenca y transportaban a 16 alumnos. El vehículo fue inmovilizado y los agentes procedieron a denunciar al conductor.

El sábado 16 de diciembre, agentes del Destacamento de Tráfico de Villalba, Lugo, interceptaron un camión cuyo conductor circulaba consumiendo cocaína y opiáceos. Procedieron a realizarle la prueba de detección de drogas, con resultado positivo en ambas sustancias. Además,  los agentes encontraron en la cabina del vehículo articulado varios utensilios que utilizaba para consumir dichas drogas. El vehículo fue inmovilizado.