Motor

El hecho de que Tesla consiga un flujo de caja positivo ha sido vinculado con que el fabricante de automóviles consiga una tasa de producción de 5.000 unidades del Model 3 por semana. Ya hace un tiempo que la compañía realizó las inversiones necesarias en su línea de producción para lograr este índice de producción, pero por el momento solo ha conseguido quedarse a medio camino de su objetivo semanal de cinco mil unidades, lo que supuestamente está mermando las finanzas de Tesla.                    

A finales del cuarto trimestre del pasado ejercicio, la compañía de Elon Musk ostentaba más de $3.300 millones en efectivo que –según diversos medios– estarían siendo "quemados a un ritmo infernal" debido al alto coste que supone la rampa de producción de un vehículo totalmente nuevo como es el Tesla Model 3. Mientras que el ritmo ha mejorado notablemente durante el pasado trimestre, con una tasa de 2.020 unidades por semana y un total de 8.180 entregas del Model 3, las reservas de efectivo deberían estar mermadas, aunque tendremos que esperar al próximo mes, cuando Tesla publique sus resultados financieros del primer trimestre, según recoge hibridosyelectricos.

En cambio Musk se muestra impasible y confiado de que Tesla alcanzará muy pronto las ansiadas 5.000 unidades del Model 3 que le darán rentabilidad a la marca. Incluso ha tenido tiempo para gastarnos una broma, cuando anunció la quiebra de Tesla a través de Twitter mediante una cómica foto. Así pues, las predicciones de Tesla sitúan la producción del Model 3 en el objetivo de 5.000 unidades por semana de forma inminente, en algún momento del presente trimestre según el último comunicado, lo que permitiría a la compañía californiana obtener un flujo de caja positivo anticipándose mucho a los peores pronósticos.