Motor

Suecia ha abierto la primera carretera electrificada del mundo. La ruta, de unos 2 kilómetros, permitirá recargar automóviles y camiones eléctricos mientras viajan a lo largo de la vía utilizando un innovador método de transferencia de energía, informan medios locales.

El sistema consiste en un dispositivo que se adapta en la parte inferior del chasis de los coches y que se conecta al extenso riel eléctrico en medio de la carretera. El conector detecta la ranura en el camino y baja automáticamente a la pista. Al finalizar el trayecto, el mecanismo asciende de igual manera, según recoge rt.

Su funcionamiento es similar al de los coches de tracción eléctrica en miniatura (tipo Scalextric) que corren sobre una ranura que sirve de guía y tomacorriente.

De acuerdo con Gunnar Asplund, desarrollador de la idea, esta alternativa permite solucionar una de las principales desventajas de los coches eléctricos: la corta duración de la batería y el prolongado tiempo de carga. Además, podría reducir considerablemente las emisiones de dióxido de carbono con un costo de construcción mucho menor que el de un tramo urbano normal.