Motor

Martin Tripp, exempleado de la compañía estadounidense Tesla, ha presentado una denuncia a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC por sus siglas en inglés) contra su antigua empresa por fraude, informa The Washington Post.

Según Tripp, Tesla engañaba a sus inversores, instalaba baterías peligrosas en sus coches eléctricos y reutilizaba las partes rotas de detalles en la producción de automóviles, según RT.

Además, el extrabajador acusa a la compañía de exagerar los datos sobre la cantidad de coches Tesla Model 3 que fabricaba a la semana. Durante el período examinado, la empresa produjo un 44% de vehículos menos de los que declaró oficialmente, recalca Tripp.

Hasta el momento, Tesla no ha comentado la demanda, si bien ha negado reiteradamente las acusaciones de su exempleado. La compañía despidió a Tripp en junio y lo demandó por 'hackear' los ordenadores, robar información confidencial de la empresa y divulgar información falsa a los medios. El exempleado también niega estas acusaciones.