Motor

El avance de los coches autónomos ha estado respaldado por la esperanza de que salvarán vidas gracias a que habrá menos heridos y menos muertes por accidentes de tráfico que con coches conducidos por personas.

Sin embargo, la mayoría de las comparaciones que se han hecho hasta ahora entre conductores y vehículos autónomos han sido desiguales (por no decir injustas), según xataka.

Las estadísticas sobre las causas de los accidentes de tráfico lo dejan claro: más del 90 por ciento de los accidentes de tráfico en EE.UU. están relacionados con algún tipo de error al volante. Si consiguiéramos eliminar este tipo de errores, en solamente dos años salvaríamos tantas vidas como el número total de combatientes estadounidenses que cayeron durante la Guerra de Vietnam.