Motor
Uber se alía con la empresa de patinetes eléctricos Lime. EP

Después del alquiler por minutos de coches, motocicletas y bicicletas, ha desembarcado en Madrid Lime, un servicio que permite el alquiler de patinetes eléctricos por minutos.

Lime, la compañía respaldada por Google y Uber, expande así su presencia europea llegando a Madrid tras haber lanzado su servicio en Frankfurt, Zurich y París.

Para el desembarco en la capital de España, Lime ha traído cientos de sus patinetes eléctricos Lime-S a las calles de Madrid, que pueden ser alquilados libremente a través del móvil y depositados en la calle en un perímetro determinado que va desde Atocha a Plaza de Castilla y desde Ventas al Parque del Oeste.

La compañía ha explicado que el despliegue de su actividad llega después "de meses en conversaciones con los líderes de la ciudad" ya que sus vehículos servirán para "añadir opciones de movilidad de los residentes". Eso sí, está previsto que el próximo octubre el Ayuntamiento firme una ley que enmarcará legalmente el uso de estos vehículos.

Los patinetes cuentan con un indicador de batería y en la aplicación se indica el rango de distancia estimado que pueden recorrer. Asimismo, el usuario no tendrá que cargarlo, ya que serán los "exprimidores Lime" (Lime Juicers) contratados por la compañía los encargados de recoger los patinetes sin baterías y cargarlos.