Motor

La investigación sobre el atropello mortal en un coche Uber que tuvo lugar el pasado 18 de marzo en Arizona continúa. Lo último que supimos fue un compendio de errores fatales: un informe publicado por el Departamento de Policía de Tempe desveló que la conductora de seguridad estaba viendo un programa de televisión en streaming segundos antes del atropello.

Tras conocerse que Uber deshabilitó los sistemas de seguridad que incorpora de serie el Volvo XC90 y utilizó los suyos propios, las autoridades estadounidenses han determinado que la muerte de Elaine Herzberg podría haberse evitado con la tecnología de Volvo y la debida atención de la conductora, según motorpasión.

El IIHS norteamericano se ha sumado a las investigaciones de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTBS por sus silgas en inglés) y de la policía de Tempe y parecen coincidir en que el atropello fue el resultado de muchas malas decisiones. En un informe recientemente publicado, el organismo ha criticado la decisión de Uber de deshabilitar la tecnología de alerta de colisiones de Volvo en el coche que golpeó a Herzberg.