Motor

¡Virgen Santa! No hay otra expresión que venga mejor al pelo, porque lo que está padeciendo el antaño imbatible campeón español, es infernal.

El asturiano, que llegó a posicionarse tercero tras una buena salida, se subió al piano para esquivar los coches accidentados de Max Verstappen (Red Bull) y Kimi Raikkonen (Ferrari) -que chocaron nada más salir- en la primera curva.

El incidente dañó su fondo plano.

Aunque pudo seguir en carrera, el bicampeón del mundo se vio obligado a retirarse de la cita después de evidenciar que su monoplaza iba perdiendo potencia como consecuencia de lo acontecido, según recoge ElHuffPost.

Ante este nuevo abandono, el sexto de la temporada y el noveno en lo que va de año, Guiseppe Marciante, uno de sus mecánicos ha publicado un tuit que muestra su descontento.

Estoy realmente aburrido de ver carreras con mi coche roto delante de mi...,

ha asegurado.