Motor
El helicóptero 'Pegasus' de la DGT. DGT

La Dirección General de Tráfico (DGT) trabaja año tras año en concienciar a los conductores acerca de la importancia de adquirir buenos hábitos al volante a fin de reducir el número de muertes en las carreteras.

No obstante, a pesar de las diversas campañas promulgadas por Tráfico, 2017 concluirá con un nuevo incremento de fallecidos por accidentes, el segundo año consecutivo.

A fin de revertir la situación, la DGT potenció durante este año su vigilancia a través, por ejemplo, de la instalación de las cámaras que supervisan el uso del cinturón, o el desarrollo del operativo especial en Navidad para el que se adquirirán 746 etilómetros, 23.400 kits multidroga, 156 nuevas furgonetas, fruto de una inversión de 14,7 millones de euros.

Asimismo, ha anunciado novedades para 2018 como la dotación de radares móviles, alcoholímetros y detectores de drogas a los motoristas de la Guardia Civil, y la incorporación de avionetas y drones para multar.

Pero mientras se implantan los nuevos avances, los 12 helicópteros Pegasus de la DGT han llevado a cabo una exhaustiva vigilancia de las vías nacionales a lo largo de este año que ha dejado imágenes inéditas, las cuales suponen un grave riesgo para los automovilísticas.

Las diez 'pilladas' más peligrosa y extrañas

El mayor exceso de velocidad

La DGT registró el pasado mes de septiembre la mayor infracción de velocidad captada nunca por el helicóptero Pegasus: un Porsche 911 GT3 RS que circuló a 242 km/h en la A40 a la altura de Ocaña, Toledo.

El niño, en grave peligro

Un conductor optó por llevar a bordo a un menor sentado en el asiento del copiloto, con el sistema de retención mal colocado, mientras soltaba el volante en reiteradas ocasiones para entretener al niño.

La espalda por la ventanilla

Una de imágenes más imprudentes del año: un conductor fue 'cazado' asomando la espalda por una de las ventanillas traseras del coche, una acción escabrosa que hasta el propio director de la DGT, Gregorio Serrano, recriminó en su cuenta personal de Twitter.

Marcha atrás por pasarse un desvío

Otra "locura" al volante publicada por la DGT es la protagonizada por un conductor que, tras pasarse su desvío, decide frenar bruscamente y retroceder dando marcha atrás en una vía de doble sentido en lugar de avanzar hasta encontrar un cambio de sentido.

El 'stop' invisible

Un camión de gran tonelaje fue captado por las cámaras saltándose un stop sin la pertinente parada para comprobar si se aproximaban otros vehículos. Una imprudencia que, máxime con vehículo de ese calibre, podría haber acabado en una auténtica tragedia.

El volante como batería

Una de la escenas más llamativas de 2017 se filmó el pasado mes de abril durante Semana Santa, cuando se captó a un conductor soltando las manos del volante para golpearlo emulando tocar la batería.

Conducir con auriculares

Una práctica taxativamente prohibida por el Reglamento General de Circulación, que recoge que el conductor debe tener en todo momento su capacidad auditiva al 100%.

Móvil y cigarrillo

La normativa de circulación establece que se debe conducir con las dos manos sobre el volante y con plena disposición de movimientos en todo momento, algo que el protagonista del vídeo incumple reiteradamente: primero usando el móvil, y luego fumando.

Comer mientras se conduce

Comer, otro gran despiste. El conductor de una furgoneta fue grabado conduciendo pan mientras soltaba el volante, incluso con ambas manos.

Otro 'récord' de velocidad

Aunque no llega a los 242 km/h del Porsche mencionado anteriormente, el propietario del Audi en cuestión fue 'pillado' circulando por una autopista a 213 km/h, rebasando en casi 100 km/h la velocidad máxima permitida por la legislación española.