Motor
Control Guardia Civil ABC

Cuatro de cada diez conductores andaluces a los que se les hizo un test de drogas en este 2017 habían consumido estupefacientes antes de ponerse al volante. Es el resultado que arrojan los 16.883 test que se han hecho en este año hasta el mes de diciembre, del que 6.408 resultaron positivos.

Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) explican que en estos meses se han aumentado casi un 40 por ciento el número de pruebas para detectar conductores drogados. En dichos test se detectó que las drogas más habituales entre los conductores andaluces eran el cenabais (hachís o marihuana), la cocaína y las anfetaminas, según recoge M. Moguer en ABC.

Según indica Antonio Sanz, delegado del Gobierno en Andalucía, en este año que acaba se han realizado 15.157 pruebas de droga al volante en controles aleatorios de carretera. De ellos, 5.692 fueron positivos (el 27,6 por ciento). A quienes habían sufrido un accidente se les hicieron 850 (193 positivos, el 22,7 por ciento) y a quienes habían cometido una infracción de tráfico se les realizaron 876 controles de drogas (523 positivos, el 59,7 por ciento).

Fuente original: ABC/Leer más

VÍDEO DESTACADO: El final inesperado del test de drogas que le hace la Guardia Civil a este joven