Mundo
Ramadan Abedi, padre de Salman Abedi, el terrorista suicida de Manchester. PD

Se extiende la sombra de la sospecha. Confirmada la tesis de que Salman Abedí no era un lobo solitario, y asesinó en connivencia con muchos otros y formando parte de una red de asesinos islámicos, las fuerzas de seguridad siguen deteniendo implicados

El padre deel terrorista suicida de Manchester fue arrestado este 24 de mayo de 2017 en Trípoli mientras ofrecía una entrevista, de las muchas que dio hoy, sobre su hijo.

Estaba en plena conversación vía Skype cuando un grupo comando de las Fuerzas Especiales de Disuasión (RADA), una de las milicias más poderosas de Trípoli, irrumpió en su casa y se lo llevó detenido.

En las notas previas, Ramadam aseguró que su hijo es inocente.

Ramadan Abedi nació en Trípoli. Luego de sufrir persecución del régimen de Khadafi, viajó al Reino Unido en calidad de refugiado, allí tuvo a sus hijos -entre ellos, Salman-, pero ahora está de vuelta en su país.

"Nosotros no creemos en asesinar inocentes, no somos así", aseguraba antes de su detención, para justificar la defensa de su hijo.

Ramadan y su mujer, Samia Tabal, se trasladaron al Reino Unido huyendo de la represión y la dictadura de Khadafi (1969-2011). Antes de mudarse al sur de Manchester, vivieron en Londres durante algún tiempo.

El lunes pasado, Salman Abedi se detonó tras el concierto de Ariana Grande y asesinó a 22 personas, pero según afirmaron las autoridades, él sólo fue el ejecutor del plan. De hecho, ya son cuatro los detenidos vinculados con el atentado.

Uno de ellos es el hermano mayor del suicida. Se trata de Ismael Abedi, de 23 años, el primer arrestado ayer por los agentes en el sur de Manchester como parte de la investigación.

Ante la posibilidad de que el terrorista formase parte de una célula yihadista, el Gobierno de Londres decidió anoche elevar al más alto nivel la amenaza terrorista contra el Reino Unido, lo que supone que otro ataque puede ser inminente.

Según los medios locales, Salman Abedi, de 22 años, habría regresado recientemente de un viaje que hizo a Libia.

MEDIDAS EN GRAN BRETAÑA

Salman Abedi estaba bajo el radar de los servicios de inteligencia, según informó la ministra del Interior, Amber Ruded. Al parecer había viajado a Arabia Saudí hace un año y medio, y a Libia hace algo menos de dos meses.

Además, el ministro del Interior francés, Gérard Collomb, aseguró que sus informaciones también indican que Abedi estuvo en Siria, donde pudo haberse radicalizado.

La investigación se centra ahora en detectar en Reino Unido a los colaboradores que pudieron ayudarle a preparar un ataque con relativa sofisticación: los materiales para fabricar la bomba, el montaje de la misma y la elección del objetivo indican una elevada planificación.

El lunes por la noche, Abedi hizo estallar su carga explosiva, transportada en una mochila, en el pabellón Manchester Arena cuando acababa de finalizar un concierto de Ariana Grande. Al menos 22 personas murieron, entre ellas menores de edad, y otras 59 resultaron heridas, 18 de ellas en estado crítico.

La primera ministra británica, Theresa May, anunció el martes que Reino Unido eleva a "crítico", es decir, al máximo, el nivel de alerta terrorista tras el atentado de Mánchester. La medida supone que las autoridades del país se preparan para "un atentado inminente".

La ministra del Interior ha informado este miércoles de que se desplegarán hasta 3.800 soldados por las calles del país. Y la policía de Londres ha anunciado que pedirá al Ejército que ayude a proteger lugares estratégicos, incluyendo el palacio de Buckingham, el Parlamento o las Embajadas.

La tradicional ceremonia del cambio de guardia en el palacio de Buckingham, residencia oficial de Isabel II, ha sido cancelada, según el Ministerio de Defensa, y el Parlamento de Westminster ha sido cerrado al público. El nivel de alerta era desde 2014 "severo", el segundo más alto de una escala de cinco.

La última vez que se alcanzó el nivel "crítico" fue en julio de 2007, tras un incidente terrorista en el aeropuerto de Glasgow que se produjo un día después de unos atentados con coche bomba frustrados en el centro de Londres.