Mundo
Ataque terrorista islámico en Mogadiscio. EF

Una masacre bestial. Otra más. Al menos 25 personas han muerto en el ataque islamista contra un hotel en la capital somalí, Mogadiscio, tras un asedio que ha durado cerca de doce horas.

«El número de muertos asciende a 25 personas, incluidos policías, guardias de hotel y residentes, y puede aumentar. Sospechamos que otros milicianos se disfrazaron y escaparon con los residentes que fueron rescatados», ha asegurado el oficial de Policía, Mohamed Hussein.

«Tres milicianos fueron capturados vivos y otros dos se inmolaron después de que les dispararan».

El ataque comenzó alrededor de las 17.00 (hora local) este 28 de octubre de 2017 con la detonación de una bomba frente al hotel Nasa Hablod, escenario en 2016 de una matanza que costó las vidas a 16 personas.

Según las primeras informaciones de la Policía, un suicida embistió con el coche contra el hotel y después varios hombres armados asaltaron el edificio, donde se encuentran diputados y empresarios.

El hotel se sitúa a unos 600 metros del Palacio Presidencial.

Además, minutos después se produjo una segunda detonación en una zona muy próxima a la de la primera, más cerca esta vez de la antigua sede del Parlamento de Somalia.

Hay que recordar que el incidente se ha producido exactamente dos semanas después del mayor atentado de la historia de Somalia, en el que un camión bomba dejó más de 300 fallecidos al estallar en una concurrida intersección de la capital.

La milicia islamista Al Shabaab ha reivindicado la autoría de los atentados. La Policía ha subrayado la capacidad de los insurgentes para llevar a cabo ataques mortales en el centro de la ciudad.