Oposición venezolana se concentró este sábado para exigir cumplimiento de lapsos del revocatorio

Venezuela se desmorona

clipping

El chavista Maduro moviliza al Ejército y ordena el cierre de plantas y meter en la cárcel a empresarios

“He decidido aprobar un decreto que me dé el poder para derrocar la guerra económica y para enfrentar las amenazas internacionales y nacionales"

Periodista Digital, 15 de mayo de 2016 a las 09:58
El país vive un tipo de implosión que casi nunca ocurre en una economía de rentas medias. Escasez, delincuencia, hambruna: escenas de la vida cotidiana en un Estado fallido

En los últimos años, Venezuela ha vivido ese tipo de implosión que casi nunca ocurre en un país de renta media a menos que haya una guerra: las tasas de mortalidad se disparan; los servicios públicos se desmoronan uno tras otro; la inflación de tres cifras ha sumido a más del 70% de la población en la pobreza; una oleada de crimen incontrolable obliga a la gente a permanecer encerrada en sus casas; los consumidores tienen que hacer cuatro o cinco horas de cola para comprar; los recién nacidos, y también los ancianos y enfermos crónicos, mueren por la falta de medicamentos y aparatos sencillos en los hospitales. Ahora hay una auténtica hambruna en el país.

Y todo en buena parte por culpa de un presidente incompetente y tiránico, a quien arropan militares corruptos, sindicalistas ladrones y un puñado de pseudointelectuales europeos, donde destacan los españoles de Podemos e Izquierda Unida, a los que el régimen chavista colma de privilegios, dindero y prebendas (Así 'condena' Pablo Iglesias el estado de excepción de Maduro: "Felicidades al Barça y a todos sus seguidores").

 Nicolás Maduro ordenó este sábado 14 de mayo de 2016, como parte del estado de excepción decretado el viernes, tomar las fábricas que estén paralizadas y poner presos a los empresarios que cesen la producción para "sabotear el país".

"En el marco de ese decreto vigente (...) tomemos todas las acciones para recuperar el aparato productivo que está siendo paralizado por la burguesía (...) y quien se quiera parar para sabotear el país que se vaya, y el que lo haga hay que ponerle los ganchos y mandarlo para la PGV (Penitenciaria General de Venezuela)".

La medida podría implicar la toma de cuatro plantas cerveceras de Empresas Polar -la mayor productora de alimentos y bebidas del país- que están paralizadas desde el pasado 30 de abril por la falta de acceso a divisas para importar insumos, según la compañía, dentro del severo control de cambios impuesto en 2003 por el entonces presidente Hugo Chávez (1999-2013) ("Si yo fuera Maduro, además de hacer el memo, reclamaría el dinero a Podemos").

"¡Planta parada, planta entregada al pueblo! (...) Ustedes me van a ayudar a recuperar todas las plantas paralizadas por la burguesía", lanzó Maduro ante miles de seguidores durante un acto para activar el "motor de economía comunal", con el que promete contrarrestar la "guerra económica" que atribuye a la oposición y empresarios de derecha para derrocarlo.

Ha anunciado además su decisión de iniciar ejercicios militares de la Fuerza Armada venezolana (FANB) para prepararse para "cualquier escenario", tras informar de unos supuestos planes de intervención planeados en el extranjero.

“No saben lo que somos capaces de hacer. Vamos a defender a Venezuela con la Constitución Nacional y con los fusiles también”.

Más temprano este sábado, la oposición advirtió sobre un estallido social si las autoridades bloquean un referendo revocatorio contra Maduro, durante una concentración en Caracas en la que sus dirigentes denunciaron que el estado de excepción viola la Constitución porque no fue aprobado por el Parlamento de mayoría opositora.

Maduro anunció que se inaugurará una feria económica en los alrededores del Consejo Nacional Electoral (CNE) el miércoles, para cuando la oposición convocó una nueva marcha hacia el ente comicial, en el centro capitalino, para exigir que se convoque la consulta este año (El podemita Maduro se inventa que le van a dar un 'golpe' y decreta el estado de excepción en Venezuela).

"No van a destruir el centro de Caracas, no se vistan que no van", dijo este sábado el alcalde del municipio caraqueño de Libertador, Jorge Rodríguez, quién coordina la comisión designada por Maduro para monitorear la auditoría de las firmas recogidas por la oposición para pedir la activación del revocatorio.

Maduro firmó la noche del viernes un decreto de "estado de excepción y de emergencia económica" contra la "agresión externa" que, aseguró, se cierne sobre su país. El texto aún no fue publicado.



Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook

Publicidad
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05