Mundo
Cartel de busca y captura de Alejandro Toledo. PD
Se le imputan los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos

El Gobierno peruano añadió este viernes 10 de febrero de 2017 al expresidente Alejandro Toledo a la lista de los delincuentes más buscados del Ministerio del Interior y ofreció una recompensa de 30.000 dólares (100.000 soles) por información sobre su paradero.

El ministro de Interior, Carlos Basombrío, ha informado que Toledo -una de cuyas primeras decisiones como presidente fue quitar la estatua del conquistados español Francisco Pizarro del centro de Lima- se encuentra fuera del país.

Toledo es acusado de recibir 20 millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht para favorecerla en la licitación de la Carretera Interoceánica Sur, que une Perú y Brasil.

La audiencia que decidió su suerte comenzó a las 10.00 de este jueves, en el Cercado de Lima.

Se le imputan los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos.

xx

El ministro de Interior, Carlos Basombrío, informó en esta línea que “fuentes serias” han brindado información del probable paradero de Toledo Manrique. Señaló que Cancillería coordina una eventual expulsión o extradición.

“Efectivamente, las fuentes que hemos cruzado son muy sólidas, es muy altamente probable que se encuentre en San Francisco. Hemos alertado a las autoridades para que colaboren con el Perú. La Cancillería ha hecho todas las coordinaciones con el Departamento de Estado para que se actúe con los organismos para una detención y expulsión”.

No se descarta que el exjefe de Estado contemple desplazarse hacia Israel, pues su esposa, la exprimera dama Eliane Karp, tiene esa nacionalidad.

“Las mismas fuentes nos indican que esa posibilidad (huir a Israel) está siendo contemplada. Hemos alertado a las autoridades de Israel que hay el riesgo que quieran ingresar a su territorio. (...) Actuaremos solicitando otras medidas en caso esto se concrete”.