Mundo

La escena, grabada en el aeropuerto de Santiago, contrasta sobremanera con el desprecio que algunos políticos españoles han expresado sobre la labor que realizan las Fuerzas Armadas.

Con un masivo aplauso, ovaciones y gritos de ¡gracias!, han despedido este lunes 13 de febrero de 2017 los chilenos a los militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que tan valientemente y con eficacia han colaborado en la extinción de los dramáticos incendios que han asolado aquel país.

Todo un ejemplo que deja en su sitio a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha vetado el stand que el Ejército colocaba habitualmente en el Salón de Educación de la Ciudad Condal.

El despliegue en Chile se acordó tras una petición expresa del Gobierno de Chile y un requerimiento de disponibilidad de la Unión Europea, que ha aportado 72 militares franceses y 52 portugueses, además de los 56 españoles.

El contingente español, denominado Agrupación Chile, estaba integrado por un equipo de mando y enlace, compuesto por 6 militares; una unidad de intervención, compuesta por 42 militares; y un equipo de apoyo logístico y comunicación de 8 militares.

Galería de imágenes: