Mundo
Maikel José Moreno Pérez. PD
Es acusado de haber asesinado a una mujer en el Estado de Bolívar (sur de Venezuela) en 1987

El chavista Maikel José Moreno Pérez, un expolicía condenado por asesinato, fue elegido este viernes por unanimidad como el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela (El empecinado Zapatero vuelve a Venezuela para acabar de rematar la faena).

Hace una semana,  y como presidente de la Sala de Casación Penal del TSJ, el facineroso Moreno ratificó la condena del encarcelado Leopoldo López, exalcalde del municipio capitalino Chacao, de casi 14 años de prisión por su participación en las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro ocurridas en 2014 y en las que murieron 41 personas (El trágico secuestro y asesinato en Venezuela del hijo de 15 años del basquetbolista Juan Manaure).

Moreno, que sustituye a la abogada Gladys Rodríguez, es acusado de haber asesinado a una mujer en el Estado de Bolívar (sur de Venezuela) en 1987. En esa década trabajaba como oficial de la policía política venezolana, ahora Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), y estuvo dos años en prisión por este crimen (Los zarrapastrosos de Podemos son un reflejo de los verdugos chavistas de Venezuela).

Tras conseguir un beneficio procesal y reincorporarse al cuerpo policial, Moreno fue relacionado con el homicidio de Rubén Gil Márquez, sucedido durante una balacera en Caracas en 1989. Esta vez no fue hallado culpable por las autoridades venezolanas, pero fue retirado de su cargo como oficial de seguridad.

Su cuestionada fama resucitó en el Gobierno de Hugo Chávez. Moreno ya había abandonado la policía política para convertirse en un abogado del Ministerio Público. En 2007, el exmagistrado chavista Luis Velásquez Alvaray, un prófugo de las autoridades venezolanas, señaló al actual presidente del Supremo por participar en una organización, denominada La banda de los enanos, que supuestamente opera en el sistema judicial de este país sudamericano y sumergida en varios casos de corrupción. Pero esta denuncia fue desestimada por la Fiscalía.

Moreno es un hombre de peso en el chavismo. Este abogado fue designado agregado comercial de Caracas en Roma, tras ser destituido como juez por desacato a una orden de la Sala Constitucional del TSJ en 2007.