Mundo

Fue tal el desaguisado que todavía no hemos sido capaces de valorar con exactitud la desastrosa herencia que dejó José Luis Rodríguez Zapatero.

Desde las facturas sin pagar guardadas en el cajón a las primas a las renovables, pasando por asuntos muchos más graves como la idea de España como concepto 'discutido y discutible' o la revitalización del sectarismo guerracivilista, casi todo lo que hizo o intentó el expresidente socialista sigue emponzoñando la sociedad española.

Es Zapatero como el mítico pato patagónico: pisada que da, cagada que deja. Aquí y fuera.

El ocho años presidente del Gobierno fue entrevistado este domingo 2 de abril de 2017 por la periodista Ana Pastor en el programa 'El Objetivo' de LaSexta y se lució a propósito del chavismo, sus verdugos y su papel de mediador no deseado en el entuerto:

"En Venezuela el diálogo es más necesario que nunca, hacemos una función que podría ser considerada un proceso de paz preventivo. Ha habido una hegemonía durante 18 años del chavismo, es la primera vez que hay una Asamblea de un color distinto y eso ha entrado en conflicto. Lo que ha pasado me parece que tiene un conflicto de fondo y que se ha rectificado".

"Yo hago esto por compromiso, por cuando te llaman para arreglar un conflicto, para buscar la paz, la tolerancia y los derechos humanos, y me puede costar un desgaste, pero yo a los compromisos por la paz nunca digo que no. No estoy cobrando, en absoluto, y me está llevando muchas horas de mi vida".

Como Ana Pastor iba viendo por dónde se andaba el expresidente, le preguntó directamente por una figura muy representativa de lo que uno considera de Venezuela, el preso político Leopoldo López:

Ana Pastor: Leopoldo López no ha salido de la cárcel, ¿es un preso político?

Zapatero: Es un preso que yo creo que debe salir de la cárcel.

Ana Pastor: ¿Es un preso político?

Zapatero: Es un preso.

Ana Pastor: ¿Es un preso político? Es una pregunta muy directa.

Zapatero: No mire, para mí un preso. Fíjese, esto es un tema terminológico que para mí no es importante. Sé que a veces una palabra puede ser perjudicial para el objetivo.

Ana Pastor: Así que lo piensa pero no quiere decir.

Sobre el resto de asuntos del panorama político especialmente español también dejó titulares Zapatero:

"Si gana Pedro Sánchez, pues ganó. No es mi pronóstico, yo apoyo a Susana Díaz, pero este es un partido democrático, el más democrático de España. Creo que alguien que ha ganado dos veces elecciones tiene que tener alguna idea sobre cuáles deben ser los criterios de liderazgo".

"Mi etapa de autocrítica ya pasó. Ahora la autocrítica le toca a los compañeros que están liderando el partido. Mi autocrítica es por el resultado electoral de 2011, pero si dicen que el de 2016 también fue responsabilidad mía, por ahí ya no paso".

"Pedro Sánchez ha contado con la lealtad de los dirigentes. Yo la tuve en el 95% de las ocasiones. Pero cuando la responsabilidad de unir el partido es de liderazgo, lo que más une es ganar, o la expectativa de ganar o de mejorar. Para votar en contra del secretario general como ocurrió, la situación tiene que ser muy grave", comentó.

"No estoy de acuerdo con el referéndum en Cataluña o con el referéndum del Brexit. En mi opinión es innegable que el liderazgo de la izquierda corresponde al PSOE y algunas tesis de Podemos son equivocadas, ellos se reclaman de izquierdas, pero tienen un problema serio, y esto lo he hablado con Pablo Iglesias, que saben que sólo un proyecto socialdemócrata es la alternativa de cambio a la derecha. Con Pablo Iglesias recientemente he hablado dos veces, una me preguntó por Grecia y otra por Venezuela".