Mundo
Militares y 'milicias' del régimen chavista en Venezuela. VZ

La orden de usar a francotiradores para matar a manifestantes ha sido dada en el seno de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela (FAN), con la advertencia de que deben tener la suficiente preparación psicológica para atreverse a disparar contra civiles.

«Cuando [los ciudadanos] comiencen a ver muertos, todo el mundo se queda en su casa; la Fuerza Armada es la que va a tener que solucionar esto».

Los revela Emili J. Blasco este 19 de mayo de 2017 en 'ABC', explicando que esa última es la orden que trasladó a sus subalternos uno de los jefes territoriales de la FAN, de acuerdo con el audio de una reunión de altos mandos, grabado por uno de los militares asistentes y ahora divulgado.

«Esto es el comienzo de una guerra».

En la reunión de mandos de una de las Zonas Operativas de Defensa Integral (la ZODI del estado de Lara, pero es de suponer que similares instrucciones se cursaron al resto de zonas militares), su jefe operativo, el general José Rafael Torrealba Pérez, justificó la participación de personal armado en la retaguardia de las unidades represivas, la intervención del Ejército en la represión de las protestas (el orden público corresponde constitucionalmente a Policía Nacional y Guardia Nacional, la cual forma parte de la FAN) y el uso de francotiradores.

Bastantes del medio centenar de muertos registrados hasta la fecha perecieron por disparos de agentes del orden.

LA CONVERSACIÓN

La sesión tuvo lugar el 22 abril y en ella participaron, además de Torrealba, los también generales de brigada Dilio Rafael Rodríguez Díaz, José Vicente Canelón, Iván Darío Lara Lander, Hernán Enrique Homez Machado y Carlos Enrique Quijada Rojas. Los cuatro primeros pertenecen al Ejército, mientras que Homez es de la Guardia Nacional y Quijada, de la Aviación. Su presencia fue identificada por la fuente que grabó la reunión. El audio ha sido presentado ante la Fiscalía de Venezuela.

En la grabación se escucha a uno de los asistentes cuestionar la constitucionalidad de las drásticas medidas consideradas y otro advierte de que debían adoptarlas con cuidado, porque ellos mismos podrían ir presos por haberlas ordenado. El general Torrealba admite la inconstitucionalidad, pero avisa de que Venezuela va a un estado de excepción donde todo estará permitido y la FAN debe preparase para ese momento.