Mundo
El Gobierno chavista de Venezuela muestra a los 7 miliatres rebeldes detenidos. VZ

Los días del tirano están contados. Por mucho que repriman, censuren y aferren alo Podemos Nicolás Maduro y sus sicarios, el desquiado régimen montado por los amigos de Podemos en Venezuela no tardará en caer (¿A qué espera Baltasar Garzón para pedir una orden de detención internacional contra el dictador Nicolás Maduro?).

Pasadas las siete de la mañana de este 6 de agosto de 2017 se ha producido un alzamiento militar en Valencia, situada en el estado de Carabobo, en la región central del país.

El Gobierno chavista ha informado de que la rebelión ya está sofocada y que el resto de unidades militares están en calma. Todo es muy confuso.

Remigio Ceballos Nieto, comandante estratégico operacional del ejército venezolano ha asegurado que han capturado a siete personas.

«Nuestra FANB repelió con éxito un ataque terrorista delictivo paramilitar, los 7 capturados están aportando datos».

El número dos del régimen venezolano, Diosdado Cabello, ha asegurado a través de Twitter que fuerzas leales a Maduro han abortado el alzamiento militar en el fuerte Paramaracay, comandado por el capitán de la Guardia Nacional Juan Caguaripano y una veintena de sus oficiales.

El capitán, expulsado de la carrera militar en 2014, anunció en un vídeo una sublevación contra el Gobierno de Nicolás Maduro, "para restablecer el orden constitucional":

"Nos declaramos en legítima rebeldía, unidos con el bravo pueblo de Venezuela para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Esto no es un golpe de Estado, sino una acción cívico-militar para restablecer el orden constitucional".

Según fuentes militares, Caguaripano logró convencer a una parte de la tropa para vaciar el parque de armas y tomar algunas zonas de la instalación militar. En los alrededores se escuchaban ráfagas de disparos, mientras las fuerzas leales a Maduro instaban a los rebeldes, mediante megáfonos, a que depusieran las armas.

Otras versiones indican que la intentona golpista no ha sido sofocada. Este diario conversó con el sargento primero Alexander Giomar Flores, de la Armada de Venezuela, quien en abril pasado se pronunció contra el régimen y está exiliado en Colombia.

Flores asegura que el movimiento, en el que participan oficiales de todas las fuerzas, no ha sido controlado y que hay cuatro batallones que mantienen el control de la Brigada Blindada de Valencia.

Según medios locales se escucharon ráfagas de disparos y habría movimiento de militares activos y retirados. La periodista Elyangelica González, informó a través de su perfil de Twitter que «la situación es delicada».

Según el diario venezolano El Nacional:

«Funcionarios del Conas llegaron al fuerte y se enfrentaron a los rebeldes. Desde tempranas horas se escuchan detonaciones en el lugar. La sociedad civil salió a las calles para apoyar a los militares disidentes».

La periodista Heberlizeth González está informando al minuto sobre la situación vivida en Valencia, asegurando que «ya habrían algunos muertos».

Los funcionarios castrenses enviaron un mensaje a la población venezolana a través de un video difundido en las redes sociales, el cual ha sido borrado hace apenas unos minutos.

En él, un grupo de militares encabezados por el capitán de la GNB Juan Caguaripano, quien es buscado desde 2014 por apoyar el movimiento disidente «La Salida», explica los motivos por los que se declaraban en rebeldía en contra el gobierno de Nicolás Maduro:

«En este preciso instante se está llevando a cabo una operación militar conformada por todos aquellos efectivos patriotas pertenecientes a los diferentes organismos de seguridad del Estado y bajo la dirección y liderazgo de nuestra gloriosa Fuerza Armada Nacional, la cual a partir de hoy inicia una fase de reivindicación de realzamiento de su verdadera esencia institucional, nacionalista y republicana. La operación 'David derrocará a Goliat' tiene como finalidad el rescate del hilo constitucional y la democracia de nuestro país, a través de la inhabilitación absoluta de la tiranía».

Indicó que, como militares institucionales, reconocen y respetan a la Asamblea Nacional, pero exigen que reconozca «la voluntad de un pueblo por librarse de la tiranía»:

«Llegó el momento en el que triunfe el bien sobre tanta oscuridad que muera la tiranía y viva la libertad".

Según informa el medio venezolano NTN24:

«Testigos cuentan que cuando se corrió la voz de lo que estaba pasando, las personas comenzaron a concentrarse en el Fuerte y se produjo una balacera que habría dejado dos personas heridas de bala, una de ellas en la pierna».

Luisa Ortega dice que sigue siendo la fiscal general