Mundo
Alberto Casillas, camarero que se dio a conocer en las protestas de «Rodea el Congreso» de 2012, increpa a IU por apoyar la dictadura chavista. VZ

Ya era hora de que la gente común y corriente es escupiera en la cara. Un espontáneo ha interrumpido este 8 de agosto de 2017 al grito de «están matando jóvenes en Venezuela» en una rueda de prensa convocada por IU en la que se informaba del proceso electoral a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) venezolana.

Se trata de Alberto Casillas, un camarero que se dio a conocer en las protestas de «Rodea el Congreso» de 2012 por alojar en su bar a jóvenes manifestantes que se refugiaban de los antidisturbios de la Policía (¿A qué espera Baltasar Garzón para pedir una orden de detención internacional contra el dictador Nicolás Maduro?).

Casillas, que se quedó sin trabajo, no es la primera vez que irrumpe en actos de Podemos. Lo hizo en 2014 cuando se presentó a gritos en un desayuno informativo de Pablo Iglesias y en febrero de 2015 cuando Juan Carlos Monedero daba explicaciones de sus trabajos de asesoría para instituciones de Venezuela.

Este martes, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, estaban interviniendo el responsable de Extensión Internacional de IU, Francisco Pérez, y el exeurodiputado del PSOE Vicent Garcés, ambos observadores de la cita electoral del pasado 30 de julio, que contestaban a preguntas de los medios de comunicación (Carlos Herrera le mete un palo magistral a "euroidiotas" y 'Maduritos' como Garzón que babean con el chavismo).

En ese momento irrumpió Casillas con una bandera venezolana y que se ha identificado como un ciudadano español que ha vivido «muchos años» en el país latinoamericano.

Según ha gritado, en Venezuela «todas las elecciones están manipuladas» y que los conferenciantes en el acto estaban «mintiendo» al mantener que el proceso a la Asamblea Constituyente había sido «pulcro».

«Es mentira lo que están diciendo; son unos comprados del Gobierno de Venezuela», les ha espetado, subrayando que él defendió el movimiento 15-M en Madrid, pero que el Gobierno de Venezuela está «matando a los jóvenes».

Al final, Casillas fue expulsado de la sala mientras exigía a los convocantes del acto la condena de la violencia en Venezuela y les retaba a revelar cuándo iban a recibir el cheque de Maduro.