Mundo
El dictador Nicolás Maduro con el narco Diosdado Cabello. VZ

Son unos delincuentes sin matices y están forrándose, aplaudidos por Pablo Iglesias, Alberto Garzón y los sectarios de Podemos, mientras torturan, asesinan, censuran y matan de hambre a la gente en Venezuela.

Como ahora aprieta Donald Trump y les ha entrado el miedo a que sus fortunas sean decomisadas en EEUU o en los países a los que llega la larga mano del Tesoro norteamericano, miran a España como 'refugio'.

Las revelaciones realizadas por la exfiscal Luisa Ortega este miércoles, acusando a Diosdado Cabello de haber recibido 100 millones de dólares en concepto de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht a través de «una empresa española» llamada TSE Arietis, han abierto la caja de Pandora.

Por una parte, al comprobarse que la chavista disidente está dispuesta a sacar todas las armas -y pruebas- que ha ido recopilando a lo largo de sus años al servicio primero del Gobierno de Hugo Chávez y después de Nicolás Maduro para demostrar la presunta corrupción del gobierno chavistaa; y por otra al conocerse el imperio empresarial de la familia Cabello, que se extiende a nuestro país.

Explica Susana Gaviña este 25 de agosto de 2017, en 'ABC', que las acusaciones realizadas por Ortega esta semana desde Brasil, la exfiscal destituida por Maduro, quien ha pedido a la Interpol que la detenga -actualmente se encuentra exiliada en Colombia-, se refiere como cómplices de la trama de corrupción a los primos del número dos del presidente venezolano, Luis Alfredo Campos Cabello y Jerson Jesús Campos Cabello, que aparecen como propietarios de TSE Arietis.

Esta empresa española, según subrayó Ortega, fue creada en 2007 y tiene como principal actividad el manejo y transporte de materiales y desechos peligrosos de la industria petrolera.

La sociedad habría suscrito contratos con el Consorcio Línea II, la hidrológica Aguas de Monagas y Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en Morichal, El Furrial, PetroMonagas, PetroDelta y PetroIndependencia..

Según información de la web de TSE Arietis, que permaneció caída este miércoles, la empresa tiene dos sedes en Venezuela: una en Caracas y otra en el estado de Monagas. Sin embargo, también tendría al menos una sede en EE.UU., en Florida, en la ciudad de Doral, que estaría dirigida por Luis Alfredo Campos, según informa la web de investigación Caraota Digital.

La cuenta de Twitter (@Tsearietis) que permaneció inactiva tras conocerse las declaraciones de Ortega y volvió a funcionar a mediodía de ayer, presenta a la sociedad como «especialistas en transporte de carga pesada, extrapesada, sobredimensionada, civil y fluidos de perforación. Bajo estrictas normas de calidad internacional».

Tse Arietis formaría parte del consorcio Arietis Group. A dicho consorcio pertenecerían empresas como Agroser Arietis, dedicada a «diseñar, manufacturar, instalar y mantener todo tipo de infraestructuras metálicas», o la sociedad Inversiones, Oportunidades y Negocios, C.A., dedicada a la «gestión de bienes muebles e inmuebles».

Tres empresas en Madrid

Sin embargo, con el nombre de TSE Arietis, que ayer se convirtió en Trending Topic, no aparece en el registro mercatil español ninguna empresa radicada en Madrid, ciudad donde la situó la exfiscal Ortega, pero sí existen otras tres en las que uno de los primos de Diosdado Cabello, Luis Alfredo, aparece como administrador único o presidente.

Las tres empresas en cuestión serían: Bengoechea, Inversiones y Patrimonios, S.L, Depósito y Stockage JJ, S.L, e Inversiones, Oportunidades y Negocios, S.L. (mismo nombre de una de las sociedades pertenecientes al consorcio Arietis Group).

La primera, Bengoechea, Inversiones y Patrimonios, S.L., fue constituida, con Luis Alfredo Campos Cabello como administrador único, en mayo de 2011 con la actividad de «compra, venta, promoción e inversión de todo tipo de bienes muebles».

Seis meses después, ampliaría su actividad al de «asesoria, económica y financiera, para el desarrollo y ejecución de proyectos de ingeniera y obras públicas. Intermediación en el diseño, desarrollo y ejecución de proyectos de ingeniería, obras públicas y vivienda», según el registro mercantil.

En septiembre de 2011, se constituyó la empresa Depósito y Stockage JJ. S.L., en la que Luis Alfredo aparece como consejero delegado y presidente. Su objeto social es el «almacenaje y depósito de mercancias, maquinaria, vehículos y de toda clase de mobiliario y objetos».

En octubre de 2012, con Luis Alfredo como administrador único, se constituyó la empresa Inversiones, Opotunidades y Negocios, S.L., que había empezado a operar un mes antes, en septiembre.

Su objeto social: «el comercio al por menor de combustible para la automoción en establecimientos especiale de servicio», según el registro mercantil.

Tras varias ampliaciones de capital, en noviembre de 2016, se amplia su actividad, a la «prestación de servicios especializados en el área de producción de hidrocarburos y gas, a nivel nacional e internacional, ejecución y supervisión de actividades relacionadas con el mantenimiento de pozos de petroleo y gas, etc».

En resumen, la familia Cabello dispone en Madrid de al menos tres empresas constituidas, en los últimos seis años, en sectores muy relevantes y que suelen mover grandes cantidades de dinero: el inmobiliario, el petroleo y el transporte.

A la sombra de Diosdado Cabello

En cuanto a la biografía de Luis Alfredo Campos, fue jefe de despacho de la Gobernación de Miranda, cuando su primo, Diosdado Cabello, llevaba las riendas del ejecutivo regional.

Es, además, hermano de quien fuera el superintendente de Bienes Públicos, Ramón Rafael Campos Cabello, señalado por malversación por el exprocurador de Miranda, Rafael Guzmán, aunque la demanda fue sobreseída por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La exfiscal Luis Ortega aseguró este miércoles que enviaría toda la documentación y las pruebas de sus acusaciones contra Cabello y Maduro a los gobiernos de Colombia, Estados Unidos y España.