Mundo
Santiago Maldonado. AG

El cadáver encontrado en el río Chubut, en la Patagonia, es el de Santiago Maldonado, el último desaparecido argentino.

La familia lo confirmó por los tatuajes que tenía este artesano, que vivía en El Bolsón, un paraíso para hippies en plena Patagonia, precisamente de tatuar a otras personas y de pequeñas artesanías.

"Pudimos mirar el cuerpo y reconocimos los tatuajes de Santiago. Estamos convencidos de que es Santiago", sentenció el hermano, Sergio. Unas horas después, la autopsia reveló otro dato clave: el cuerpo no tiene síntomas de violencia, ni disparos ni golpes.

"Se pudo determinar que no hubo lesiones en el cuerpo. Todos los peritos estuvieron de acuerdo en concluir sobre ello", sentenció el juez del caso, Gustavo Lleral. El juez aclaró que la causa de la muerte no se conocerá de forma definitiva hasta dentro de dos semanas, pero ante la ausencia de violencia el ahogamiento cobra más fuerza.

Maldonado fue el 1 de agosto a Cushamen, cerca de El Bolsón, para apoyar a un grupo de mapuches, los indígenas patagónicos, que han ocupado una pequeña parte de las 900.000 hectáreas que tiene el grupo Benetton en Argentina.

Los mapuches estaban cortando la ruta 40, la principal carretera de la zona, y la Gendarmería decidió dispersarlos de forma violenta, con pelotas de goma e incluso lanzándoles piedras.

En la persecución a través del campo, sus compañeros perdieron de vista a Maldonado justo cuando debía cruzar el río, que en esa época del año, en pleno invierno, era poco caudaloso, por lo que en principio se descartó un ahogamiento. Pero ahora esa hipótesis recobra vigor. Maldonado no sabía nadar.