Mundo
Antonio Ledezma recibido en Madrid por con su esposa Mitzy Capriles, y sus hijas Mitzy y Antonietta. EF

La insólita, espectactular y rocambolesca fuga del exalcalde y destacado opositor Antonio Ledezma, al que el tirnao Nicolás Maduro mantenía en arresto docimiliario, ha desencadenado una oleada de arrestos y persecuciones en Venezuela.

En los últimos días, agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) detuvieron a Ignacio Benítez, el presidente de la junta de condominio; al vigilante Jairo Atencia; al conserje Fran Borges y hasta al encargado de la empresa proveedora de las cámaras de seguridad, Nelson Texeira, de las Residencias Villa Magna, donde el político cumplía arresto domiciliario.

Todos ellos fueron encarcelados en El Helicoide, la sede de la policía política, y hasta el momento se desconocen los motivos de su detención, explicó Alonso Medina, abogado de Benítez.