Mundo
Antonio Ledezma con Albert Rivera. EF

Después de protagonizar una espectacular fuga, el pasado 17 de noviembre de 2017, el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, no ha permido un minuto.

Este jueves aseguró en Madrid que no pretendía hablar de su propia liberación sino de la su país.

En la presentación mundial de la plataforma antichavista Soy Venezuela, Ledezma hizo un llamamiento a la coherencia y a la unidad de la oposición venezolana, al afirmar que la plataforma busca «provocar un proceso de autocrítica, porque no nos estamos jugando un cargo de gobernador ni de alcalde, sino el futuro de Venezuela».

El primer edil rechazó criticar a ninguna figura de la disidencia, «porque el peor de los dirigentes de la oposición es mejor que el más encumbrado líder del chavismo». Después de instar a trabajar por una «verdadera unidad» y no por un proyecto personal, Ledezma reclamó un gobierno de transición y rechazó el diálogo sin condiciones con el Gobierno de Nicolás Maduro.

«No vamos a dialogar, vamos a negociar la salida de Maduro para que le dé paso a un Gobierno de transición».

Como explica Carmen Muñoz en 'ABC' este 24 de noviembre, 'Soy Venezuela' es una alianza ciudadana para rescatar la democracia y la libertad en Venezuela, integrada por los partidos Alianza Bravo Pueblo (Antonio Ledezma), Vente Venezuela (María Corina Machado) y el exembajador Diego Arria. Sus promotores aseguran que siguen formando parte de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Ledezma reclamó a la oposición «capacidad de desprendimiento, disciplina, organización, respeto y estrategia conjunta».

El alcalde de Caracas, que desde Madrid lanzará su gira internacional, insistió en que «los falsos mesías nos han hecho mucho daño» y urgió a trabajar en equipo y sin improvisaciones por «un modelo que sustituya ese anacronismo».

El diplomático Diego Arria consideró por su parte a Soy Venezuela como un «gran reto» y una «responsabilidad». Arria, exrepresentante permanente de Venezuela ante Naciones Unidas (1991-1993) y expresidente del Consejo de Seguridad (1992), recalcó que los derechos humanos «no tienen color ni fronteras».

Doce mil detenidos

La defensora de derechos humanos Tamara Sujú afirmó que los venezolanos son los que tienen que «generar el cambio» que precisa el país y Soy Venezuela es la plataforma idónea.

La abogada penalista, directora ejecutiva del Instituto Casla, recalcó que su misión es que «no haya impunidad» porque «mientras no haya justicia, no hay paz».

Sujú recordó que 11.900 personas han sido detenidas de forma arbitraria durante los 18 años de chavismo y consideró que «sin instituciones independientes no podemos tener democracia».

En la presentación de la plataforma también intervinieron otros miembros de su consejo consultivo: Patricia Betancourt, presidenta de la asociación civil VenEuropa, y Gabriela Araujo, presidenta de Un Mundo sin Mordaza.