Mundo

Un delincuente sufrió una penosa experiencia cuando cometía un asalto en Chile.

El ladrón robó la cartera de una mujer en la ciudad de San Bernardo, pero segundos después fue alcanzado a la carrera por varios paseantes y neutralizado por testigos del crimen.

Seguidamente, los encorajinados vecinos colocar al malhechor contra un árbol y utilizando un rollo de plástico para embalaje, lo fueron envolviendo, como si fuera un paquete.

El sujeto, cubierto de pies a cabeza e incapaz de moverse, fue detenido por los carabineros horas después, según recoge RT.