Mundo

Las imágenes fueron publicadas por el político opositor hoy y rápidamente se viralizaron.

Fueron captadas en marzo del año pasado por el corresponsal de Univision en Venezuela Francisco Urreiztieta y son más que elocuentes: hay hambre en Venezuela, aunque toda la maquinaria mediática chavista intente ocultarlo. Hasta los militares, el sector mimado por el régimen, tiene que revolver la basura para encontrar qué comer.

El video pone en ridículo a Maduro porque el régimen niega cada vez que puede que en Venezuela haya una crisis humanitaria.

No ofrece cifras oficiales de la inflación y ha dejado de publicar estadísticas claves como la de la pobreza, la mortalidad infantil o la desnutrición.

Maduro no habla de la inflación, que según el Parlamento -bajo dominio opositor- alcanzó el 2.616% durante 2017, pero debió aumentar el salario mínimo por decreto cuatro veces: en enero, mayo, noviembre y diciembre.

El régimen niega el desabastecimiento de productos básicos -porque aun siendo la mayor reserva de petróleo del mundo no ha sabido diversificar su economía en los casi 20 años chavistas como para dejar de importar el 70% de los alimentos que consume- y extorsiona a los venezolanos con las bolsas de comida subsidiada.

Y esta vez las imágenes no muestran una barriada pobre de Petare, muestran a los militares venezolanos con hambre.

Esos mismos militares a los que Maduro usa para reprimir las marchas opositoras, los mismos cuyos altos mandos manejan la poderosa PDVSA, los mismos que "hacen la vista gorda" con los colectivos chavistas, esos mismos que tenían beneficios "porque la unión cívico-militar garantiza la revolución"...

Fuente: Informalia/Leer más