Mundo
Henri Falcón. EP
Al inscribirse, el dirigente disidente del chavismo había exigido retrasar las presidenciales, aunque se dijo seguro de vencer al Maduro, a quien calificó como "el candidato del hambre"

"No podemos convalidar un sistema electoral fraudulento".

Los demócratas venezolanos se niegan a convalidar con su participación la sonrojante trampa urdida por el tirano Nicolás Maduro y denuncian a sus cómplices (La Unión Europea advierte al tirano Maduro que "reaccionará" si Venezuela no garantiza "elecciones creíbles").

La alianza de oposición en Venezuela repudió este 27 de febrero de 2018 la inscripción del ex gobernador Henri Falcón para las elecciones presidenciales adelantadas del próximo 22 de abril, boicoteadas por la coalición, en las que Nicolás Maduro aspira a reelegirse.

"Repudiamos la inscripción unilateral de Henri Falcón (...) Venezuela reclama Unidad y Democracia", publicó en Twitter la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) unas horas después de que Falcón, dirigente opositor disidente del chavismo, formalizara su candidatura ante el poder electoral.

La MUD decidió marginarse de los comicios, por considerarlos "un simulacro fraudulento", aunque este martes ratificó en una carta dirigida a Maduro que estaría dispuesta a participar si se ofrecen garantías de la limpieza del proceso y se reconsidera la fecha fijada, condiciones que tildó de "innegociables".

"Con este paso, Henri Falcón se aparta de la Unidad y del sentimiento democrático del pueblo venezolano. No podemos convalidar un sistema electoral fraudulento", agregó la alianza, de la que forma parte la agrupación del ex gobernador, Avanzada Progresista.

Falcón, al inscribirse desafiando el boicot de la MUD, se dijo seguro de vencer a Maduro, a quien calificó como "el candidato del hambre".

El político, tal como la alianza, había exigido "la revisión del cronograma electoral".

Las elecciones presidenciales, que tradicionalmente se celebran en Venezuela en diciembre, fueron adelantadas por decisión de la oficialista Asamblea Constituyente que impulsó Maduro y que rige en el país petrolero como un poder absoluto.

Falcón, militar retirado de 56 años y gobernador del estado Lara (oeste) entre 2008 y 2017, estuvo vinculado al movimiento con el cual el fallecido Hugo Chávez llegó al poder en 1999, pero rompió con él en 2010.