Mundo
Isabel Mazarro Gómez de Santiago RS

Isabel Mazarro Gómez de Santiago se casó en Guanajuato con Escobar Poblete, un ex guerrillero chileno prófugo desde 1991 por encabezar un grupo terrorista de ultraizquierda en su país, autor de un secuestro y un asesinato (La española y el chileno que aterrorizaban México con secuestros de alto postín ).

Él se presentaba como un próspero agente inmobiliario. Ella como dueña de una galería de arte y experta en arreglo personal.

Eran invitados asiduos a las fiestas y eventos sociales más exclusivos de San Miguel de Allende, en el centro de México, uno de los principales destinos turísticos del país.

Poblete, que se hacía llamar 'Ramón Alberto Guerra Valencia', es un 'progre de toda la vida' que entre otras proezas tiene en su haber un atentado terrorista con resultado de muerte perpetrado contra una autoridad en Chile, donde nació.

También participó en el asesinato del senador Jaime Guzmán en 1991, y con la muerte de dos policías.

Escobar formaba parte del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), un grupo guerrillero izquierdista que combatía al gobierno del expresidente Augusto Pinochet. Su nombre en esa organización era "Comandante Emilio", el alias con que fue perseguido por casi dos décadas.

Isabel Mazarro fue partícipe de las actividades del grupo que liderada su esposo, conocido por "secuestrar a ricos y encerrarlos durante meses en ataúdes con música a todo volumen hasta que sus familias accedieran a pagar un rescate".

La española comercializaba obras de arte y era dueña de una tienda de artesanías. Además, con su hermana María administraba un negocio de maquillaje, corte de pelo y cuidado personal.

"Eran las lindas del pueblo, las que te hacían verte guapa. La gente de dinero las conocía, iban a sus casas a arreglarlas para las bodas, las fiestas".

Pero en realidad lo que hacían el "Comandante Emilio" y su pareja era estudiar y elegir a sus posibles víctimas.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha accedido a entregar a los Estados Unidos de México a la madrileña, detenida en octubre del año pasado en Gijón a raíz de una alerta de Interpol, según recoge Carmen Lucas-Torres en El Español.

Conocida como 'la secuestradora del ataúd', Mazarro está siendo buscada por el estado mexicano de Guanajuato por un presunto delito de secuestro agravado, penado con entre 20 y 40 años de cárcel y de quinientos a dos mil días de multa según los artículos 9 y 10 de la Ley General para Prevenir y Sancionar los delitos en materia de secuestro de dicho estado.

En todos los casos el modus operandi parece ser el mismo. Las víctimas eran encerradas durante meses en cajas de madera construidas exprofeso para su estatura.

Podían permanecer de pie o acostarse por completo, pero el contenedor -similar al que se usa para empacar mercancía en las aduanas- sólo tenía una puerta pequeña.

El grupo obligaba a las víctimas a escuchar música estruendosa durante varios días, y también las encerraba en cajas estrechas donde sólo podían permanecer acostadas.

Un confinamiento similar que existe en los ataúdes y que para algunos especialistas recuerda los métodos de tortura de organismos contrainsurgentes.

VÍDEO DESTACADO: Así fue el momento exacto en que un secuestrador rapta a una niña en India