Mundo

Días después del ataque con drones contra el dictador Nicolás Maduro, el periodista peruano Jaime Bayly realizó un duro monólogo durante su programa televisivo para manifestarse sobre lo sucedido el pasado sábado por la tarde en Caracas.

"Ya se llevó un primer susto. Van a venir más", advirtió el reconocido comunicador, quien reconoció que estaba al tanto de los planes de atentar contra el tirano bolivariano.

"Yo me enteré del plan durante la semana. Mis fuentes, que claramente son confiables, me llamaron. Me conminaron a una reunión. Fui y los escuché y me dijeron":

'El sábado vamos a matar a Maduro con drones. Hemos probado los drones en Caracas. Funcionan'. Y yo les dije: 'Háganle'".

"El plan era sobrevolar la tarima presidencial con dos cargadores explosivos, bajar sigilosamente los drones que podían parecer cámaras de la televisión oficial y despistar a la guardia presidencial y a sus francotiradores y hacerlos estallar con poderosa carga explosiva bien cerquita del dictador, para eliminarlo, darlo de baja y así tal vez iniciar una nueva etapa de libertad".

Bayly aseguró que quienes están detrás de estas operaciones "son gente bastante competente", y les envió un mensaje:

"Amigos, si necesitan un drone más pásenme la voz".

El periodista peruano también explicó por qué el avión no tripulado explotó antes de tiempo:

"De no haber mediado la interferencia digital probablemente habrían tenido el éxito deseado, es una lástima. Los conspiradores han fallado por esta vez, pero no por eso van a desmayar, seguramente están preparando un próximo atentado".

Durante su extenso monólogo de más de 45 minutos, Bayly aclaró que, de acuerdo a sus fuentes en Washington, el gobierno de Donald Trump no llegará al punto de realizar una incursión militar en Venezuela para sacar del poder al dictador.

Pero afirmó que la Casa Blanca sí estaría dispuesta a respaldar, "con ayuda logística y tecnológica", a rebeldes venezolanos.

"Este es un problema que van a tener que resolver los venezolanos allá dentro. Ahora bien, sí, con ayuda, logística, tecnológica de los gringos".

El sábado pasado un drone explotó mientras Maduro pronunciaba un discurso durante el 81° aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en Caracas. Como consecuencia del ataque, algunos militares resultaron heridos.

Tras lo sucedido, el mandatario chavista aseguró que se trató de un intento de asesinato en su contra y acusó, principalmente, a la oposición venezolana y al ahora ex presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. Sin embargo, también responsabilizó a Estados Unidos.

Tal como se preveía, el régimen inició una contraofensiva. El domingo fueron detenidos seis sospechosos, y este martes fue arrestado violentamente el diputado opositor Juan Requesens, mientras que la Corte chavista ordenó la aprehensión de Julio Borges, quien se encuentra exiliado en Bogotá.