Mundo
Donald Trump, el Comandante en Jefe de Twitter. PD

Lo acongojante es que Donald Trump tiene esta vez toda la razón. China ha rechazado las acusaciones que le ha hecho el presidente de EEUU,señalando que está suministrando petróleo ilegalmente a Corea del Norte.

Con enorme caradura, los dirigentes chinos han criticado las supuestas pruebas del líder republicano e incluso su actitud.

Trump lanzó la acusación el jueves 28 de diciembre de 2017, mediante un tuit en el que afirmaba que Pekín había sido atrapado "con las manos en la masa" vendiendo en secreto productos petroleros a Pionyang, lo cual constituye una violación de las sanciones de la ONU.

En respuesta, el órgano oficial del partido comunista chino publicó un comentario cuestionando la interpretación de Estados Unidos y Corea del Sur de las imágenes satelitales que supuestamente muestran barcos chinos que transfieren petróleo a barcos norcoreanos en el mar Amarillo.

El periódico chino The Global Times, que tiene vínculos con el Gobierno, señaló que "estos 'buques chinos' [que aparecen en las fotos] no son petroleros y no son de gran tonelaje".

"Los medios de Estados Unidos y Corea del Sur creen que estas fotos prueban que China violó las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU para transportar petróleo a Corea del Norte, pero incluso en los informes no está claro de dónde provienen o a quién pertenecen".

El diario calificó el tuit de Trump como "una de las respuestas más fuertes de Estados Unidos y Corea del Sur", ya que concluyó que China fue acusada "antes de que la verdad fuera aclarada y comentada".

"Así no debería comportarse un presidente de EEUU".

¿Suministros secretos?

Los primeros informes sobre la supuesta venta de petróleo por parte de China a Corea del Norte aparecieron el miércoles en el diario surcoreano The Chosun Ilbo.

De acuerdo con ese medio, que cita fuentes del Gobierno surcoreano, satélites de reconocimiento de EEUU han detectado a barcos chinos vendiendo petróleo a buques norcoreanos en el mar Amarillo unas 30 veces desde el pasado mes de octubre.

Justo antes de que Trump acusara a China en su cuenta personal de Twitter, Ren Guoqiang, vocero del Ministerio de Defensa chino, inmediatamente negó la versión de Corea del Sur y tildó los informes de prensa de "exagerados".

Por su parte, la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, subrayó ante periodistas:

"China ha estado implementando de manera exhaustiva y estricta las resoluciones del Consejo de Seguridad y cumpliendo las debidas obligaciones internacionales".