Mundo

Un dramático momento se vivió en el barrio chino de Hangzhou, provincia de Zhejiang, cuando una niña quedó al borde de una cornisa de un tercer piso al caer de la ventana. Un comerciante de la zona, identificado como Long, de 44 años, protagonizó un heroico rescate.

El hombre reaccionó al escuchar los gritos de los transeúntes que veían a la pequeña de tres años a centímetros de caer al vacío, según recoge Infobae.

La menor se salvó porque cayó en una especie de techo que había debajo de la ventana.

Long tiene una tienda a metros de la vivienda. Al escuchar los gritos salió a ver lo que ocurría e inmediatamente ofreció su ayuda.

Su unió a otra persona para rescatar a la niña. Treparon a la casa y se dirigieron a la ventana por donde había caído la menor.

Long sacó gran parte de su cuerpo y agarró a la pequeña, que se encontraba sobre el delgado techo, confeccionado con material de plástico.

En esos segundo la tensión aumentó en el barrio, cuando el comerciante intentaba levantar con fuerza a la nena. Los gritos de los testigos daban cuenta del miedo que había ante el temor de que pudiera caer al vacío.

Finalmente, Long logró salvarla y se ganó el reconocimiento de los usuarios en las redes sociales.

En el momento en que ocurrió el hecho, el padre de la pequeña se encontraba en el trabajo, y la madre había salido a hacer unas compras, consigna Daily Mail.

Fuente: Infobae/Leer más