Mundo
El presidente John F. Kennedy, muerto. CIA
La grabación, que dura dos horas y 22 minutos, fue encontrado entre los efectos personales de del general Chester Clifton, principal asesor militar del presidente
Encuesta¿Cree que está resuelto el misterio en torno al asesinado de John F. Kennedy?

Un audio hecho público hace casi medio siglo después del asesinato del presidente estadounidense John Kennedy revela las conversaciones mantenidas durante el traslado en avión de cuerpo del mandatario en las horas posteriores a su fallecimiento.

La grabación, que dura dos horas y 22 minutos, fue encontrado entre los efectos personales de del general Chester Clifton, principal asesor militar del presidente Kennedy, muerto en 1991, según el Archivo Nacional de EEUU, que ha publicado la cinta en internet.

La grabación revela los diálogos a bordo del avión presidencial, el Air Force One, que llevaba hacia Washington el 22 de noviembre de 1963 el cuerpo de Kennedy, horas después de ser tiroteado en Dallas, Texas.

Se escucha a Jerry Behn, el entonces jefe del Servicio Secreto -cuerpo encargado de la seguridad del presidente-, debatir acerca de lo que se debería hacer con el cuerpo y cómo actuar con Jackie Kennedy, viuda de «JFK».

Una parte de estas conversaciones ya había sido puesta a disposición del público por la Biblioteca Lyndon Johnson, el sucesor de Kennedy en la presidencia. Se trataba sin embargo de una versión de una media hora en la que se habían omitido muchos fragmentos de la cinta original.

En esos minutos hasta ahora inéditos se vuelven a tener noticias de Curtis LeMay, por aquel entonces jefe del Estado Mayor de la Defensa y considerado uno de los adversarios políticos de Kennedy.

Los partidarios de las teorías de la conspiración en la muerte del presidente podrían preguntarse por qué su nombre no aparecía en las grabaciones hechas públicas hasta este momento.

La cinta original fue adquirida por la Colección Raab, sociedad especializada en hacerse con documentos singulares, que pide medio millón de dólares (más de 380.000 euros)a cambio de cederla.