Mundo

Parece que los Trump no hacen otra cosa que meter la pata, una y otra vez.

La última, durante el acto de búsqueda de huevos de Pascua en la Casa Blanca.

Al sonar el himno nacional, el presidente olvidó colocarse la mano en el corazón, como símbolo de patriotismo, mientras Melania Trump, y su hijo, cumplieron con la tradición. Lo anécdota llegó, con el codazo que Melania le da a Donald, al percatarse de que no lo estaba haciendo.

Inmediatamente, Trump adopta la postura esperada. El codazo se ha hecho viral en la redes.