Mundo
Paul Horner. PD
Facebook ha encontrado más de 3.000 perfiles que compraban publicidad para incentivar el clic en este tipo de contenido y ha tomado medidas para evitar que se enriquezcan los autores de estas webs

La fama de Paul Horner ha durado apenas un año. Es el autor más célebre de las fake news, noticias falsas, un término con fuerte connotación política desde las últimas elecciones en Estados Unidos, falleció el pasado 18 de septiembre de 2017 en su domicilio de Laveen (Arizona).

Le encontraron en su cama, donde yacía sin vida tras una sobredosis de medicamentos.

Horner era conocido por ser el autor de numerosas noticias falsas en Facebook y webs dedicadas a difundir rumores y hacer dinero con el clic fácil de titulares llamativos sin contrastar.

Él mismo se proclamó pieza clave en la victoria del presidente Trump el pasado mes de noviembre y logró que incluso Fox News se hiciera eco de sus bulos.

Entre las creaciones de Horner se encuentra la falsa afirmación de que el expresidente Barack Obama era homosexual y musulmán radical.

El hijo del presidente Trump, Eric, y su director de campaña, Corey Lewandowski, postearon una de sus noticias falsas sobre unos manifestantes que habían recibido un pago de US$3.000 para protestar contra el entonces candidato republicano.

"Humor y comedia"

Muchos de los sitios de internet creados por Horner, como Newsexaminer, tenían nombres que sugerían legitimidad.

Sin embargo, Horner defendió su trabajo como "sátira política".

"Hay mucho humor y comedia en ello. Lo hago para intentar educar a la gente".

Su hermano, Jj Horner, publicó en Facebook que había fallecido mientras dormía en la casa de su madre, y lo describió como "un genio de internet, humanitario, activista, filósofo y comediante".

El portavoz del alguacil del condado de Maricopa, Mark Casey, confirmó más tarde su muerte y dijo que la autopsia no mostró signos de algo sucio.

Agregó que Horner tenía un historial de abuso de medicamentos y que las "evidencias en el lugar sugerían que puede haber sido una sobredosis accidental".

"Odio a Trump"

Después de estar bajo presión, sitios como Facebook empezaron a trabajar con investigadores estadounidenses para rastrear a los autores de las noticias falsas en internet y establecer si pretendieron influir en los votantes.

En una entrevista con el Washington Post en noviembre, Horner dijo:

"Creo que Trump está en la Casa Blanca gracias a mí".

"Mis sitios fueron buscados por los seguidores de Trump todo el tiempo... Sus seguidores no verifican nada. Postean todo, creen todo".

Pero cuestionado sobre si dirigió noticias falsas hacia los seguidores de Hillary Clinton para ayudar al republicano, contestó:

"No. Yo odio a Donald Trump".

Twitter considera de interés público las amenazas de Trump y las permite sin problemas