Mundo
Donald Trump y Oprah Winfrey en 1998 YT

"¿Tiene un candidato a vicepresidente en mente?", le preguntó Larry King a Donald Trump en una entrevista emitida por CNN en 1999. "Bueno... todavía no he llegado ahí, pero supongo que Oprah Winfrey. Siempre sería mi primera elección", respondió el empresario inmobiliario, que luego terminaría declinando esa precandidatura a presidente. Ante la incredulidad del periodista, el entrevistado insistió: "Si lo hiciera sería fantástica. Es popular, es brillante, es una mujer maravillosa". Pasaron casi dos décadas y los integrantes de esa fórmula que nunca fue están ahora en bandos opuestos, pero podrían ser las dos grandes figuras de la política estadounidense durante los próximos años.

Tras un segundo amague en 2011, Trump presentó finalmente su candidatura en 2015. Contra todos los pronósticos, ganó las elecciones del año siguiente y está a una semana de cumplir sus primeros 365 días en la Casa Blanca. El Presidente, que fue una estrella de la televisión y que era uno de los personajes más destacados de la farándula, está hoy enemistado con Hollywood y con muchas de las principales celebridades del país, según recoge Darío Mizrahi en Infobae.

Oprah, que hasta la semana pasada parecía muy lejos de la escena política, se convirtió en el centro de atención gracias al discurso que pronunció el pasado domingo al recibir el premio a la trayectoria Cecil B. DeMille en los Globos de Oro. Lo que comenzó como un mensaje intimista, referido a su historia de superación personal, terminó pareciendo una proclama de campaña. No sólo criticó la violencia machista y homenajeó a las mujeres que protagonizaron el movimiento #MeToo. También dijo que "la prensa está bajo asedio", denunció "la corrupción y la injusticia", y cargó contra "los tiranos".

No había terminado de hablar y ya había miles de personas pidiendo en Twitter que se presente como candidata a presidente por el Partido Demócrata para enfrentar a Trump. En minutos, el hashtag #Oprah2020 pasó a ser tendencia. Pero el tema no se quedó en las redes. Meryl Streep lideró las voces en el mundo del espectáculo que empezaron a pedirle que se decidiera a dar el salto. "No tiene otra opción", dijo.

"Debo decir que es posible, pero no probable que Oprah sea candidata demócrata. Digo que es posible porque Trump ganó la nominación republicana a pesar de que yo creí que era imposible, así que aprendí la lección. Lo que también lo hace imaginable es la notable escasez de políticos demócratas interesantes, que puedan desafiarla. No parece haber nadie con aspiraciones de asumir el liderazgo. En otras palabras, hay una gran hendidura, que sería fácil de llenar para alguien tan conocida como Oprah", explicó Michael Parkin, profesor de política del Oberlin College, consultado por Infobae.

No parece haber nadie con aspiraciones de asumir el liderazgo. Hay una gran hendidura, que sería fácil de llenar para alguien tan conocida como Oprah

Por ahora, la presentadora televisiva no se pronunció públicamente sobre esa posibilidad, pero desde su entorno aseguran que lo está evaluando. Necesitados de una figura convocante para volver al poder, no son pocos los dirigentes demócratas que se sienten seducidos por el proyecto. El que recogió el guante fue el propio Trump. "Yo le ganaría, sería divertido", aseguró ante un grupo de periodistas. Tiene razón, nadie podría aburrirse con una campaña protagonizada por dos pesos pesados del espectáculo. Pero esa posibilidad abre muchos interrogantes sobre el funcionamiento de las instituciones políticas norteamericanas.

"Ciertamente ella tiene los recursos y la simpatía para hacerlo bien. En términos generales está bien considerada, tiene una excelente carta de identidad y una historia de haber recaudado fondos y de haber apoyado a candidatos demócratas. Así que hay facciones del partido que podrían apoyarla", dijo a Infobae Gwen Nisbett, especialista en comunicación política y profesora de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Norte de Texas. "Aunque -advirtió- hay una gran diferencia entre ofrecer una buena presentación en una entrega de premios y navegar a través del sistema de partidos estadounidense".

Celebridades y política, cada vez más unidos

"Los políticos celebridades están teniendo un profundo impacto en la práctica de la política en el siglo XXI. Con la adopción de las redes sociales, las distintos tipos de candidatos famosos han desarrollado nuevas estrategias para atraer votantes. Especialmente los outsiders han podido sacar ventaja de su fama para lanzarse a la escena pública. Hubo un gran cambio cultural por el cual las celebridades han asumido una autoridad moral entre ciertas audiencias, que antes estaba asociada a los líderes carismáticos", afirmó Mark Wheeler, profesor de comunicación política y relaciones internacionales de la Universidad Metropolitana de Londres, en diálogo con Infobae.

Fuente original: Inforbae/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Incendiario discuro de Oprah Winfrey en los Globos de Oro 2018