Mundo
Misil YT

EEUU, Reino Unido y Francia atacaron este fin de semana varias posiciones de Bashar al Assad en Siria como represalia por un presunto ataque químico. Más de un centenar de misiles fueron dirigidos a objetivos concretos. Entre ellos, destaca la versión extendida del misil JASSM, el nuevo proyectil invisible del presidente estadounidense, Donald Trump, con el que ya había avisado a su homólogo ruso, Vladimir Putin, a través de Twitter.

"Rusia promete derribar todos los misiles disparados en Siria. Prepárate, Rusia, porque llegarán, buenos, nuevos e inteligentes", afirmó Trump en su cuenta de Twitter unos días antes del ataque. Y así fue. El bombardeo conjunto incluyó el debut del JASSM-ER, un sigiloso misil de crucero de Lockheed Martin Corp. producido como parte de un programa de defensa de 4.600 millones de dólares, según recoge eleconomista.

Un total de 19 misiles de este tipo fueron lanzados por dos bombarderos B-1B. A ellos se unieron 57 misiles Tomahawks de Raytheon Co., un clásico de EEUU que ya ha utilizado en otros ataques, como el de hace aproximadamente un año a una base militar siria como respuesta a otro ataque químico del gobierno de Al Assad.

Producido en una planta de Lockheed en Troy, Alabama, este proyectil de 4,5 metros de largo tiene un "fuselaje sigiloso" que hace que sea extremadamente difícil de detectar, según informan desde Lockheed. Se guía por satélite y en su último tramo es guiado por infrarrojos.

Los misiles JASSM pueden ser transportados por una amplia gama de aviones, entre ellos los F-15E, F-16, F/A-18, F-35, B-1B (el que usó EEUU), B-2 y B-52. Además, existen dos versiones: el AGM-158, con un alcance de 370 kilómetros; y el AGM-158B o JASSM-ER, la versión extendida que usó Trump que aumenta su alcance hasta 925 kilómetros. Ambas pesan alrededor de una tonelada y portan unos 450 kilos de explosivos.

VÍDEO DESTACADO: El momento exacto en que un submarino de EE.UU. lanza misiles Tomahawk contra Siria