Mundo
Francois Hollande. EP

El presidente francés, François Hollande, ha anunciado que no se presentará en 2017 para un segundo mandato en el país.

En un discurso dirigido a toda la nación, el líder socialista ha dado este 1 de diciembre de 2016 un paso al lado en un momento en el que su valoración no puede bajar más y en que su formación busca a una nueva cabeza visible para relanzar la socialdemocracia francesa.

«He decidido no ser candidato para renovar mi mandato presidencial», ha dicho el jefe de Estado en una breve comparecencia ante los medios de comunicación en el Palacio del Elíseo.

Hollande ha explicado que de esta forma asume «toda la responsabilidad» por los errores cometidos en los últimos cinco años, que han hecho que su popularidad esté en mínimos históricos.

Todas las encuestas apuntan a que ni Hollande ni ningún otro candidato socialista pasaría de la primera ronda en las presidenciales de 2017: François Fillon, líder del centro-derecha francés, y Marine Le Pen, del ultraderechista Frente Nacional, parten como favoritos para llegar a la segunda vuelta.

La izquierda está profundamente dividida a medida que se acerca a la elección presidencial.

Otros socialistas, entre ellos el ex ministro de Economía Arnaud Montebourg, han dicho que participarán en las primarias de enero y Emmanuel Macron ha asegurado que se presentará por su cuenta.