Mundo
Soldados franceses patrullan el aeropuerto internacional. FR
El agresor logró llegar hasta las proximidades de un McDonald's, donde fue abatido a tiros por agentes de la Policía de Aduanas

Un facineroso islamista ha muerto este sábado 18 de marzo de 2017 por disparos de la Gendarmería francesa en el aeropuerto de Orly, al sur de París, tras robarle un arma a una militar que participaba en el dispositivo de vigilancia antiterrorista.

El aeropuerto ha sido evacuado y todo los vuelos han quedado suspendidos. No hubo heridos. La identidad del agresor no se ha hecho pública. El individuo ha sido identificado como un islamista, conocido por los servicios de Inteligencia franceses, y que había herido al menos a un agente una hora y media antes en las inmediaciones del municipio de La Corneuve.

Según adelanta 'Le Figaro', es de nacionalidad francesa y tiene 39 años. Estaba fichado por la policía y los servicios de inteligencia por temas relacionados con el tráfico de estupefacientes y había estado un tiempo en la cárcel, donde se sospecha que se habría radicalizado, por lo que fue vigilado por la policía hasta una fecha desconocida de momento. Su padre y su hermano han sido puestos ya bajo custodia policial.

Los agentes no encontraron más explosivos en el aeropuerto.

"Un hombre le quitó un arma a un soldado y después se escondió en una tienda del aeropuerto antes de recibir disparos mortales de las fuerzas de seguridad", indicó el portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet.

Los hechos tuvieron lugar en la zona sur de Orly en una de las salas de acceso a los aviones que en su mayoría cubren líneas interiores.

Las autoridades concluyen que el ataque tiene relación con un incidente ocurrido una hora y media antes en la localidad de Stains, en el departamento de Seine Saint Denis, al norte de París, a 33 kilómetros de Orly.

Un activista islámico disparó a la policía en un control policial, compuesto por tres funcionarios. Una agente resultó herida por los disparos. El hombre huyó y después abandonó el automóvil en el vecino departamento de Val de Marne, según la cadena BFMTV. Allí robó otro coche, que se encontró en el aparcamiento de Orly.

El militar agredido en Orly pertenece a la Operación Centinela, puesta en marcha después del atentado en el semanario Charlie Hebdo, en París, en enero de 2015.

En el marco de esta operación, 7.000 soldados están desplegados en el territorio nacional. El agresor logró llegar hasta las proximidades de un McDonald's, donde fue abatido a tiros por agentes de la Policía de Aduanas.

Unas 3.000 personas fueron evacuadas de las terminales, algunas de ellas al exterior de un perímetro de seguridad montado en el entorno de las mismas y otras en las pistas, donde los bomberos levantaron un centro de atención provisional.

El cierre del aeropuerto al tráfico aéreo se mantiene por el momento y los vuelos que tenían previsto aterrizar en Orly están siendo desviados a otros centros, esencialmente al vecino aeródromo de Roissy-Charles de Gaulle. Numerosos pasajeros que habían aterrizado momentos antes del tiroteo se mantienen bloqueados en el interior de los aviones.

El pasado 3 de febrero, un egipcio de 29 años se abalanzó con un machete en cada mano sobre cuatro soldados de la Operación Centinela en las galerías comerciales del Museo del Louvre, a París, mientras gritaba "Allahu Akbar", "Alá es grande".

El hombre quedó herido por los disparos de los soldados.