Mundo
Extrema derecha BBC Mundo/AFP

Cuando el año pasado Donald Trump alertó sobre lo que estaba pasando en Suecia muchos se preguntaron de qué hablaba el presidente de Estados Unidos.

"Miren lo que pasó anoche en Suecia, Suecia... es para no creérselo... Tienen problemas como nunca pensaron que fuera posible", soltó Trump en un acto en Florida en el que defendía sus políticas migratorias.

Pero en Suecia no había ocurrido ningún atentado ni algo en particular la noche anterior a su discurso.

Trump aclaró que quiso hacer referencia a un reportaje del canal Fox News que trataba la situación de los refugiados en Suecia y el incremento en la violencia vinculada al aumento de inmigrantes.

De hecho, desde hace un tiempo Suecia se ha convertido en un tema recurrente en sitios de internet, blogs, programas de radio y de televisión de los movimientos de derecha, como los supremacistas blancos o la llamada "derecha alternativa", conocida como "alt-right".

Con más de 160.000 personas, la mayoría de África, llegando a Suecia en 2015, este país escandinavo fue uno de los que más inmigrantes acogió durante la oleada de personas que llegó a Europa.

El país de 10 millones de habitantes, con una tradición de políticas progresistas y apertura, no parece ser un suelo fértil para los movimientos de extrema derecha y el supremacismo blanco.

Pero las cosas han estado cambiando.


¿Por qué se fijan en Suecia?

Hay dos factores por los cuales los grupos de extrema derecha del mundo se están fijando en lo que pasa en Suecia, explica Jonathan Leman, investigador de la fundación antirracista Expo,

Uno es "la fascinación" que hay entre nacionalistas blancos y de extrema derecha en la idea de que los suecos blancos están siendo "desplazados".

"La blancura es un simbolismo de preservación", tanto en Suecia como en otros países de la región, explica a la BBC

Otro es la "imagen negativa" de qué está pasando en Suecia que ha sido "exportada" por la extrema derecha del mismo país: "Ellos están impulsando esta imagen, en inglés, para el mundo".

A eso se añade lo parecido que puede ser demográficamente Suecia con algunas regiones del este y centro de Estados Unidos, donde tienen sus bases movimientos de supremacistas y de extrema derecha.

En Suecia hay poblaciones con más de 90% de personas blancas, lo cual usan algunos estadounidenses de los movimientos "alt-right" para compararse.

Además, un ataque con un camión ocurrido en abril del año pasado, perpetrado por un inmigrante que estaba en proceso de deportación, ha abonado a la percepción de que la inmigración es el problema.

Fuente original: BBC Mundo/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Así de mal lo pasaban los civiles alemanes al ver las atrocidades del régimen nazi en los campos de exterminio