Mundo
Mary Elizabeh Wilson YT

La historia criminal de Mary Elizabeth Wilson comenzó en 1955 en el pequeño pueblo de Windy Nook, en el noreste de Inglaterra.

Wilson tenía 68 años y estaba casada desde hace 41 con John Knowles. El matrimonio había sido feliz, con tres hijos y tres hijas. Hasta que el hombre murió inesperadamente a los 76 años. Según el médico forense, la causa había sido la tuberculosis. Pero la verdad era otra: había sido envenenado por su esposa, según recoge Infobae.

Mary Wilson quiso deshacerse de su marido tras comenzar una relación con su inquilino, el pintor John Russell, quien también moriría al poco tiempo, en 1956, oficialmente por "causas naturales".

Un año después, en junio de 1957, Wilson volvió a casarse, esta vez con el agente inmobiliario retirado Oliver Leonard: muerto 12 días después, según los forenses por un "fallo cardíaco y neumonitis."

Cuatro meses más tarde, Mary volvió a casarse. Pero durante la celebración, un comentario la delató.

Un amigo le preguntó que haría con todos los sándwiches que habían sobrado después de la fiesta.

"Los guardaré para el funeral", respondió Wilson.

VÍDEO DESTACADO: La ingeniosa ocurrencia de una viuda de 88 años para evitar ser violada en su casa